Bienvenidos a Clínica Dental Cardedeu, tu dentista de confianza

Horario : 9.00-13.00 | 16.00-20.00
  Contacto : 93 846 09 15

All Posts in Category: Odontofobia

Mayor tranquilidad en tu visita al dentista en CDC, sin miedo ni dolor

Si necesitas someterte a un tratamiento dental pero tienes miedo, la sedación consciente te ayudará a afrontar el procedimiento con la máxima relajación, sin nervios ni ansiedad.

¿Cuándo se utiliza la sedación consciente?

La sedación consciente es una técnica que se aplica fundamentalmente en las cirugías de implantes dentales. Sin embargo, es apta para cualquier otro procedimiento odontológico como la extracción de muelas del juicio o la endodoncia.

La sedación consciente siempre debe ser aplicada por un profesional capacitado en la sedación y soporte vital básico. En nuestra clínica dental contamos con la presencia de nuestra Dra. Isabel Carreño, odontóloga por la Universitat Internacional de Catalunya y formada en cursos de RCP, soporte vital básico, venopunción y Sedación Consciente con Óxido Nitroso.

Ventajas de la sedación consciente

La sedación consciente es una técnica especialmente indicada para las personas que sufren un alto nivel de estrés y ansiedad cuando tienen que someterse a un tratamiento dental. Los beneficios que aporta a los pacientes son los siguientes:

  1. Sencilla

    El paciente está sedado pero permanece semidespierto durante la intervención. Eso hace que se recupere muy rápido.

  2. Segura

    El médico anestesista monitoriza al paciente, administra el grado de sedación adecuado y supervisa todo el procedimiento.

  3. Sin dolor

    Además de sedante para evitar los nervios, aplicamos medicación anestésica para que el paciente no sienta dolor.

Gabinete de sedación

El gabinete en el que llevamos a cabo los tratamientos con sedación consciente está equipado para aplicar esta técnica ya que cuenta con:

  • Equipo de monitorización de las constantes vitales
  • Flujo constante de oxígeno con gafas nasales
  • Pulsioxímetro para medir la saturación de oxígeno
  • Esfingomanómetro para medir la presión arterial
  • Equipo de reanimación
  • Medicación intravenosa para reanimación
  • Sillón viscolátex para garantizar la máxima comodidad

 

Ventajas y aclaraciones sobre el procedimiento

1) No tiene riesgos ya que se valora previamente el caso y el equipo que se nos permite utilizar nunca pueden administrar un 100% de oxido nitroso, siempre hay un flujo de oxigeno, por lo que es más seguro que tomar pastillas ansiolíticas ya que puedes decidir cuando quieres desvanecer el efecto tranquilizante.

2) No se pincha para ello, consiste en una máscara nasal es sedación consciente, consiste en un grado mayor que los ansiolíticos pero no es ni sedación inconsciente ni mucho menos anestesia general. Puedes mantener una perfecta comunicación verbal, de hecho hay que poder mantenerla, sino se sube la proporción del oxigeno.

3) Los efectos se pasan en el mismo momento que se corta la administración, como mucho el efecto tarda en desvanecerse 2 o 3 minutos pero después usted se encuentra en total normalidad.

4) Únicamente no se debe administrar en niños menores de 5 años, embarazadas, falta de Vitamina B12, valorar patología pulmonar (insuficiencia respiratoria) y pocas personas más, por eso tras realizar un pequeño cuestionario se estudia el caso para asegurarnos de que encaja con el perfil adecuado.

5) Teniendo en cuenta que es una técnica tan controlada que se monitorizan las constantes vitales y el nivel del efecto en el momento de la realización y si resulta necesario remitir el efecto se hace sin problemas.

6) Es un tratamiento apto para embarazadas. El gas pasa la barrera placentaria pero no afecta al feto. El embarazo no es una contraindicación para su uso. No obstante nosotros preferimos evitarlo en el primer trimestre.

7) En pacientes asmáticos no existe contraindicación ya que el gas del Óxido Nitroso no irrita el epitelio pulmonar por lo que no hay peligro de broncoespasmos.

8) No altera los riñones ni tampoco modifica la composición del líquido urinario. El sistema digestivo tampoco se ve implicado ya que no supone una vía de eliminación.

Por lo que se puede concluir que el óxido nitroso es un gas que no tiene mayores contraindicaciones si es utilizado con una concentración adecuada de oxígeno, debe ser administrado con un 25% de oxígeno para ser seguro , por lo tanto el óxido nitroso es una forma segura de generar sedación .

 

¿Quiere que le contactemos para informarle mejor y estudiar su caso? Contáctenos por correo o bien llámenos al 938460915 / 608995772.

Leer más

¿Pánico y fobia al dentista? Ahora en CDC, hay soluciones

El miedo al dentista es una de las causas más comunes en la dejadez de la salud dental y la ausencia de revisiones anuales. Muchos de nuestros pacientes nos refieren haber tenido experiencias traumáticas, un especial terror a la aguja de anestesia o los mismos ruidos de los instrumentos.

Podemos entenderos, y por ello ahora hemos incorporado un nuevo sistema de SEDACIÓN CONSCIENTE CON ÓXIDO NITROSO, y disponemos de doctores formados para poderlo llevar a cabo en casos así, porque, la salud oral es importante, pero vuestra conformidad también debe ser tomada en cuenta.

En este post os hablamos un poco más sobre en qué consiste este sistema tan SEGURO, y también hablamos de los pocos perfiles que no pueden someterse a esta práctica, ya que es una inducción a la tranquilidad por medio de gases, pero mucho más controlada y segura que la toma de un simple ANSIOLÍTICO en píldora o en vena, ya que en el momento que se decide terminar el efecto sedante, en cuestión de menos de 5 minutos se elimina por medio de OXÍGENO.

En el vídeo a continuación, una clínica de Chile da una breve explicación gráfica sobre este sistema.

Leer más

Nuevo en CDC: Sedación consciente para pacientes aprehensivos

Estudios de odontología demuestran que aproximadamente el 60% de los pacientes dentales experimentan ansiedad ante un tratamiento odontológico. Por ello la técnica de sedación consciente por óxido nitroso, es extremadamente útil en aquellos pacientes que presentan estrés, nerviosismo, ansiedad. Ya sean niños, adultos o pacientes especiales. Es por ello, que la sedación consciente es una técnica clínica cada vez más extensa, que nos permite liberar la tensión del paciente y conseguir la plena colaboración en todo el tratamiento, sin molestias ni cansancios innecesarios. En una sola sesión se pueden efectuar diferentes partes del tratamiento acortando mucho el tiempo para finalizarlo con éxito.

El óxido nitroso es un agente sedante seguro y eficaz que se combina con oxígeno; se inhala mediante una pequeña mascarilla que se ajusta sobre la nariz para ayudarle a relajarse. El óxido nitroso, a veces llamado “el gas de la risa”, es una opción que el dentista puede ofrecerle a fin de que se sienta cómodo durante determinados procedimientos. No tiene como objetivo dormirle. Podrá oír y responder a las preguntas o instrucciones del dentista. Esto se conoce como “sedación consciente”.

El dentista le pedirá que respire normalmente por la nariz y, en el transcurso de unos pocos minutos, comenzará a sentir los efectos del óxido nitroso. Quizá se sienta mareado o sienta un cosquilleo en brazos y piernas. Algunas personas afirman que sienten las extremidades pesadas. En última instancia, se sentirá tranquilo y cómodo.

Los efectos del óxido nitroso desaparecen poco después de que el tratamiento haya llegado a su fin y se haya retirado la mascarilla.

 

¿Desde cuándo se utiliza la sedación consciente?

La aparición de fármacos específicos y muy seguros (benzodiacepinas de vida media ultracorta) ha hecho que la sedación consciente se extienda por todos los campos de la medicina y cirugía. Actualmente no se realizan exploraciones endoscópicas del aparato digestivo sin ser sedados. Lo mismo está ocurriendo, poco a poco, con la odontología y la cirugía oral.

 

¿En qué casos está indicada?

Sobre todo en procedimientos largos que con actuaciones en varias zonas de la boca y que, por tanto, se hacen incómodos o penosos para el paciente. Un caso  típico son los tratamiento que implican la extracción de varios dientes en mal estado, la inserción simultánea de implantes y colocación de una prótesis fija provisional.  También para los casos de cirugía plástica mucogingival o para injertos óseos.
En general, se puede emplear para cualquier intervención o tratamiento odontológico de larga duración o para los pacientes con ansiedad importante ante los tratamientos bucales.
Otra importante indicación es para los pacientes con cuadros de odontofobia, que cada vez son más frecuentes.

 

¿Qué ventajas presenta en comparación con una intervención en la que no se emplee?

sedación conscienteSi no empleamos sedación el paciente está alerta de todo lo que ocurre a su alrededor. Está tenso. El tiempo de tratamiento no puede ser muy prolongado y tendemos a fraccionar las diferentes actuaciones que el paciente necesita en varias fases haciéndole acudir varias veces a la clínica.
Hay muchos casos de pacientes que acuden a la clínica dental con importantes cuadros de ansiedad y de auténtico temor ante los tratamientos dentales. En muchos casos  han tenido malas experiencias, han sentido dolor cuando fueron al dentista y es superior a sus fuerzas el abrir la boca en un sillón dental independientemente del tratamiento que precisen. Estos pacientes necesitan realizar los procedimientos bajo sedación.
Cuando empleamos sedación el paciente está dormido con un sueño muy parecido a una siesta. No es consciente de lo que se le hace, del tiempo que transcurre. En una palabra, no sufre nada.

 

¿Hay algún riesgo para el paciente?

El índice de complicaciones derivados de una sedación es extremadamente bajo. Miles de pacientes se someten a un procedimiento médico o quirúrgico bajo sedación cada día en todos los hospitales y centros médicos del mundo.

 

¿Es necesaria la presencia de un anestesista durante la sedación consciente?

La sedación consciente se realiza mediante la utilización de fármacos intravenosos, por lo que este procedimiento lo debe realizar un médico especialista en anestesiología. Realmente, es un procedimiento de seguridad para el paciente, ya que está permanentemente controlado y monitorizadas sus funciones vitales durante la intervención.

 

¿Es habitual su uso en odontología?

No lo es. La sedación en odontología se va implantando muy lentamente, ya que es necesaria la presencia de un médico para explorar al paciente e indicar el uso de la misma. Además, la presencia del anestesista es obligatoria también y eso hace que la mayoría de las clínicas no tengan posibilidad de ponerla en marcha, por lo que está restringida a una minoría de centros con la suficiente dotación y preparación.

 

¿Tiene algún tipo de efecto secundario? ¿Cómo se despierta el paciente?

No hay ningún tipo de efecto secundario, ya que los fármacos empleados se eliminan por completo en muy pocos minutos, y por ello, el paciente despierta con toda normalidad, como si se tratara de una siesta, sin dificultades respiratorias ni dolores.
Nos comenta que no se ha enterado de nada, no siente dolor y está relajado. Permanece en la clínica durante un tiempo (habitualmente corto) hasta que es dado de alta y se puede marchar a su casa. Para ello,  el paciente debe estar consciente y orientado, hemodinámica y respiratoriamente estable y sin necesidad de ayuda para la marcha. Se recomienda que acuda  acompañado.

 

Haga click AQUÍ para visualizar un vídeo informativo detallado.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies