Bienvenidos a Clínica Dental Cardedeu, su dentista de confianza

Horario : 9.00-13.00 | 16.00-20.00
  Contacto : 93 846 09 15

All Posts in Category: Periimplantitis

Cepillos dentales interproximales

La gama de Cepillos Lacer Interdentales ha sido especialmente diseñada para aportar una higiene eficaz de los espacios interdentales (espacio entre dos piezas dentales), eliminando la placa bacteriana acumulada, protegiendo contra la caries y la enfermedad periodontal.
Los Cepillos Lacer Interdentales facilitan el acceso a cualquier ángulo de la boca asegurando una limpieza eficaz de los espacios interdentales y zonas especiales.
Hay dos formas diferentes de cepillos: recto y angular. Cada forma, a su vez, dispone de una completa gama de diámetros de cabezal-filamentos.
Las principales características de cada uno de los tipos de cepillo son:
CEPILLO RECTO
• Mango recto y flexible.
• De fácil agarre, lo que permite una mejor guía y manipulación en boca.
• Cuello flexible y dirigible para facilitar su utilización.
• El cuello del cepillo fija fuertemente el alambre para evitar su desprendimiento.
• Alambre de larga duración.
• Cepillo flexible para permitir un fácil acceso a molares.
CEPILLO ANGULAR
• Mango angulado que permite un giro de hasta 90º.
• Facilita el agarre para llegar a las piezas más distales.
• Permite un mayor acceso a los espacios entre molares.
• Alambre de larga duración.
Cada una de las partes del cepillo Lacer interdental está cuidada con sumo esmero para conseguir un cepillo que, además de limpiar, proteja dientes y encías, destacando las siguientes características:
• Filamentos:
Dos tipos de filamentos en función del modelo elegido:
Filamentos Lacer Interdentales:
– Filamentos de Tynex ® que protegen la superficies dentales y la salud gingival.
– Larga duración.
– En presencia de humedad (saliva) se hinchan para un mayor arrastre de la placa bacteriana.
Filamentos Lacer Interdentales Active:
– Filamentos recubiertos de carbón activo que permiten una limpieza de los espacios interdentales más intensa.
• Alambre:
  – Alambre quirúrgico de alta resistencia (>1.OOO N/mm2).
  – Alta resistencia a la rotura.
  – Larga duración.
  – El alambre más fino y con la máxima fortaleza.
  – Recubrimiento de poliuretano.
  – Higiénico, evita que las bacterias se depositen en el bobinado del alambre.
  – Protege las encías y el esmalte de lesiones accidentales.
  – Color blanco para dar una apariencia clínica que motive el uso en el paciente.
  – Sin efecto galvánico sobre implantes y prótesis dentales al evitar el contacto metal contra metal.
• Mango:
  – Efecto antideslizante, para un control total incluso con las manos mojadas.
  – Diseño Bimaterial.
  – Con colores que facilitan su identificación.
  – Moderno diseño para motivar su uso en el paciente.
• Estuche blister:
  – Reutilizable, permite su apertura y cierre varias veces para mantener guardados en perfectas condiciones los cepillos no utilizados.
  – Gran protección frente a agentes externos para mantener una adecuada higiene y almacenamiento.
• Capuchón protector:
  – Cada cepillo interdental está provisto de su propio capuchón.
  – Confiere protección higiénica para poder guardarlo en óptimas condiciones.
  – Protección del cepillo cuando se utiliza en viajes.
A la hora de utilizar un cepillo interdental en un espacio estrecho, más que el diámetro en sí del cepillo, interesa conocer el “diámetro prensado”. Éste es el resultado de presionar sobre el cepillo interdental, de forma que los filamentos se inclinen sobre el alambre, su valoración indicará el espacio más pequeño sobre el que podemos actuar.
Leer más

Recomendaciones en CDC: Clorhexidina de Bexident®

Tecnología PerioPlus TreatmentTech®

La formación del biofilm y la placa bacteriana son el principal desencadenante de la gingivitis, que puede acabar derivando en una periodontitis si se dan ciertos factores que, con el tiempo, pueden destruir el periodonto (estructura que sustenta el diente) . Bexident Encías Tratamiento Coadyuvante con Clorhexidina gracias a su tecnología PerioPlus Treatment Tech®, inhibe la formación del biofilm y produce una acción antiplaca.

La importancia de un tratamiento completo

Sin una prevención adecuada se puede desencadenar una gingivitis o inflamación de las encías que, si no se trata de forma adecuada, puede derivar en una periodontitis, una patología crónica. Es necesario el uso de productos específicos con alta concentración de clorhexidina, que eliminen las bacterias responsables de dicha inflamación.

Bexident Encías te ofrece una línea completa para el tratamiento periodontal y de gingivitis, en varias presentaciones, que actúa local y globalmente.

Acción antiséptica, antiinflamatoria y regenerante

La fórmula de Bexident Encías te ofrece una potente acción antiséptica gracias a la clorhexidina. Elimina la estructura de la placa bacteriana, impide la formación de nueva placa y elimina las bacterias responsables de su formación.

Reduce la inflamación de las encías dañadas y el sangrado y regenera la mucosa mediante el dexpantenol y la alantoína. Además, su excipiente bioadhesivo te proporciona una acción más prolongada.

 

Bexident Encías Clorhexidina Gel gingival

Potente eficacia antiséptica, disminuye la inflamación y con acción calmante

  • Indicaciones:Prevención y coadyuvante en el tratamiento periodontal, preimplantario y en cirugía periodontal y maxilofacial.
  • Beneficios:Acción antiséptica sostenida por su alto contenido en clorhexidina.
    • Ayuda a reducir la inflamación calmando las encías dañadas por su formulación con dexpantenol y alantoína.
    • Controla la placa bacteriana gracias a la acción antiadhesiva de lutrol que evita la fijación de nuevas bacterias causantes de la infección.
  • Modo de empleo:
    • Con la boca limpia, aplicar el gel con la yema del dedo sobre la zona afectada, 2 ó 3 veces al día.
    • No enjuagar. No ingerir líquidos ni alimentos durante la media hora posterior.
  • Composición:
    • Digluconato de clorhexidina 2%: antiséptico.
    • Dexpantenol, alantoína: antiinflamatoria y cicatrizante.
    • Excipiente bioadhesivo: acción prolongada.
    • Lutrol: antiadhesivo.

Bexident Encías Clorhexidina Colutorio

  • Ayuda a mejorar los problemas gingivales.
  • Indicaciones:
    • Colutorio preferentemente indicado como cuidado complementario de tratamientos periodontales o implantarios. Su formulación sin alcohol permite un uso sin dilución.
  • Beneficios:
    • Fórmula basada en la actividad de la clorohexidina al 0,12% y en la acción complementaria de su excipiente que reduce la adhesión de la placa.
    • Las propiedades de sus ingredientes ayudan a mantener las encías sanas.
    • Además tiene un excipiente bioadhesivo de sabor agradable, que le ofrece una acción prolongada.
  • Modo de utilización:
    • Llene el vaso dosificador hasta la línea marcada (15 ml) y enjuague sin diluir dos o tres veces al día durante 30-60 segundos. No enjuagar. No tragar.
  • Composición:
    • Digluconato de Cloro-hexidina 0,12%.
    • Dexpantenol, Alantoína, Sacarina sódica.
    • Excipiente biodesivo.
    • No contiene alcohol.

Bexident Encías Clorhexidina Dentífrico en gel

  • Potente eficacia antiséptica, disminuye la inflamación y con acción calmante

  •  Indicaciones:
    • Prevención y coadyuvante en el tratamiento periodontal, preimplantario y en cirugía periodontal y maxilofacial.
  • Beneficios:
    • Acción antiséptica sostenida por su alto contenido en clorhexidina.
    • Ayuda a reducir la inflamación de las encías dañadas por su formulación con dexpantenol y alantoína.
    • Controla la placa bacteriana gracias a la acción antiadhesiva de lutrol que evita la fijación de nuevas bacterias causantes de la infección.
    • Acción prolongada gracias a su excipiente bioadhesivo.
  • Modo de empleo:
    • Cepillar 2 ó 3 veces al día después de las comidas, durante 2-3 minutos.
  • Composición
    • Digluconato de clorhexidina 0,12%: antiséptico.
    • Dexpantenol, alantoína: antiinflamatoria y cicatrizante.
    • Excipiente bioadhesivo: acción prolongada.
    • Lutrol: antiadhesivo
Leer más

Problemas de las encías: causas, diagnóstico y tratamientos

La alteración del equilibrio de las bacterias que habitan en la boca y la acumulación del biofilm oral (placa bacteriana) pueden producir la inflamación y el sangrado de las encías, dando lugar a enfermedades de las encías que se desarrollan tanto sobre dientes(gingivitis y periodontitis) o sobre implantes dentales (mucositis periimplantaria y periimplantitis).

La gingivitis es una reacción inflamatoria de la encía, es de carácter reversible. Es fácilmente visible a la inspección y se produce en respuesta al acumulo de biofilm oral. Es la forma más frecuente de las enfermedades del periodonto (tejido de soporte del diente), se presenta en todas las edades de los sujetos dentados. Si la gingivitis no es tratada, podría evolucionar y progresar hasta convertirse en periodontitis.

Hoy en día sabemos que si bien todas las periodontitis se inician con una gingivitis, no todas las gingivitis progresan a una periodontitis, la periodontitis no afecta por igual a todos los dientes, tiene predilección por ciertos sujetos y localizaciones. Clínicamente la periodontitisse caracteriza por la presencia de alteraciones de color, textura, forma de la encía y también por sangrado, retracción de las encías con exposición de raíz dental. En estadíos más avanzados de la enfermedad puede aparecer movilidad dentaria, supuración. pudiendo llegar a producirse la pérdida de la pieza dental.

Según la Sociedad Española de Periodoncia y Osteointegración, la gingivitis y la periodontitis son dos de las enfermedades más comunes, con una prevalencia del 59,8% y del 25,4% respectivamente, en adultos de entre 35 y 44 años y del 51,6% y 38% en pacientes de entre 65 y 74 años. Más de la mitad de la población española mayor de 35 años ha sufrido alguna vez gingivitis y una de cada tres periodontitis.

De igual modo que sucede en dientes naturales, en dientes que han sido sustituidos con implantes dentales también la mucosa de alrededor del implante se puede ver afectada por el biofilm oral. De hecho estos tejidos, llamados tejidos periimplantarios, presentan menor capacidad de respuesta frente a la agresión del biofilm oral en comparación con los tejidos periodontales.

La mucositis periimplantaria es la inflamación de la mucosa y los tejidos blandos que rodean a un implante sin signos de pérdida del hueso de soporte.

La periimplantitis se produce tras la progresión de la mucositis periimplantaria, en la que ya no sólo únicamente se ve afectada la mucosa periimplantaria sino también existe una afectación más interna, produciéndose una pérdida de hueso de soporte.

Origen

Las enfermedades de las encías se producen por la acumulación de biofilm oral, que es el principal agente etiológico de estas enfermedades periodontales (gingivitis y periodontitis) y periimplantarias (mucositis periimplantaria y periimplantitis).

Causas

Existen diversos factores que pueden favorecer la aparición de gingivitis inducida por la presencia de biofilm oral:

  • Factores locales, o sólo a la presencia de biofilm oral: generalmente asocia a una higiene oral insuficiente, malposiciones dentarias, trauma oclusal, obturaciones desbordantes, ortodoncia fija y removible y prótesis removible y fija (puentes y coronas), pudiendo estas dos últimas irritar las encías e incrementar el riesgo de gingivitis.

 

  • Factores sistémicos: algunas gingivitis están relacionadas con el sistema endocrino. Entre ellas se encuentran las asociadas al embarazo, pubertad, ciclo menstrual y diabetes no controlada, entre otras.

 

  • Fármacos: como consecuencia del consumo de determinados medicamentos.

 

  • Malnutrición: en ocasiones la gingivitis puede asociar a déficits nutricionales.

Si el cuadro de la gingivitis progresa puede ser que evolucione a periodontitis. En este caso, la inflamación de la encía se extiende a zonas más profundas del diente (ligamento periodontal, tejido conectivo y hueso alveolar).

Las situaciones que colocan al paciente en riesgo de padecer periodontitis:

  • Tabaquismo
  • Estrés emocional o físico
  • Cambios hormonales: pubertad, embarazo, menopausia.
  • Fármacos: como los anticonceptivos y los corticosteroides
  • Infecciones agudas y enfermedades crónicas como la diabetes.

Estos mismos causas también son factores de riesgo que predisponen a padecer enfermedades periimplantarias (mucositis periimplantaria y periimplantitis).

 

Diagnóstico

El diagnóstico de las enfermedades en las encías se hace a partir de la observación y es fácil que uno mismo pueda detectar las problemáticas.

En el caso de la gingivitis, generalmente se observa enrojecimiento, inflamación y sangrado de la encía. Al mismo nivel se encuentra la mucositis periimplantaria en la que se observa una inflamación, enrojecimiento, sangrado de la mucosa que rodea al implante. Si se produce sangrado, es necesario visitar al odontólogo para descartar posibles complicaciones y para que recomiende el tratamiento más apropiado.

La periodontitis se caracteriza por presentar enrojecimiento, inflamación, sangrado, recesiones de la encía, movilidad dentaria y pérdida de hueso alveolar que da soporte a los dientes. De igual modo la periimplantitis se caracteriza por una inflamación, sangrado, recisiones de la encía, pérdida de hueso alveolar que soporta al implante en función.

Tratamiento odontológico

La prevención y el tratamiento de estas patologías periodontales y periimplantarias se deben centrar en la aplicación de medidas antiinfecciosas.

El objetivo es conseguir la desestructuración mecánica del biofilm oral (placa bacteriana) y la reducción de bacterias que causan patologías a niveles compatibles con la salud. Para ello, es necesario realizar tratamientos combinados que incluyan un tratamiento mecánico y químico. El tratamiento mecánico, a base de cepillos, ayuda a desestructurar el biofilm oral; sin embargo, presenta ciertas limitaciones. Por ello, el uso de antisépticos, como la Clorhexidina y el Cloruro de Cetilpiridinio, son de máxima utilidad como coadyuvante químico al tratamiento mecánico de control del biofilm oral.

Los antisépticos como la Clorhexidina, antiséptico de elección  y otros como el Cloruro de Cetilpiridinio, son agentes con efecto antigingivitis y antiplaca. No todos los colutorios con Clorhexidina presentan la misma efectividad, ya que depende de la formulación completa en la que se encuentren. La Clorhexidina al 0,12%, en combinación con el Cloruro de Cetilpiridinio al 0,05% sin alcohol, está indicada en situaciones específicas como la periodontitis  y periimplantitis. Numerosas publicaciones la avalan como la formulación antiséptica más eficaz .

La Clorhexidina a bajas concentraciones 0,05% en combinación con el Cloruro de Cetilpiridinio al 0,05% se puede recomendar de forma diaria a fin de controlar la recidiva de la enfermedad periodontal, sobre todo en pacientes no cumplidores, así como en situaciones de menor complejidad .

El uso de Cloruro de Cetilpiridinio al 0,05% es útil en la prevención de la aparición y evolución de la gingivitis y la mucositis periimplantaria.

Si se observan cambios en las encías, es importante visitar cuanto antes a un dentista. Su exploración y tratamiento será clave para poder recuperar la salud de las encías y prevenir la evolución de estas patologías.

Enfermedades periodontales durante el embarazo

Durante el embarazo, los cambios hormonales y fisiológicos en la mujer pueden agravar pequeñas complicaciones en la cavidad bucal propiciando la aparición de enfermedades periodontales como la gingivitis que, sin un buen tratamiento, puede evolucionar hacia periodontitis. En los meses de gestación existe un aumento de la permeabilidad vascular, lo que conlleva un incremento del paso de patógenos periodontales  y de señales proinflamatorias de la  superficie dental al torrente sanguíneo que pueden diseminarse de forma sistémica afectando a la placenta y aumentando el riesgo de desarrollar complicaciones en el recién nacido.

La inflamación y la infección de la placenta pueden provocar alteraciones en el embarazocomo un parto prematuro (antes de la semana 37 de gestación), bajo peso al nacer(inferior a 2.500 gramos) o pre eclampsia/eclampsia (asociada a la hipertensión inducida durante el parto y a elevados niveles de proteína en la orina).

Actualmente, entre el 60% y el 75% de las mujeres embarazadas sufren gingivitis durante el embarazo, una afectación conocida como gingivitis del embarazo y que suele empeorar a partir del segundo trimestre. El 50% de las mujeres con gingivitis antes del embarazo pueden sufrir empeoramiento del estado periodontal, llegando incluso a periodontitis.

La prevención tiene un papel primordial a la hora de reducir la incidencia de la gingivitis y evitar su progresión a periodontitis en mujeres embarazadas. Durante el embarazo se recomienda prestar especial atención a la higiene bucal diaria a través de un control físicodel biofilm oral con cepillo dental específico para el cuidado de encías e higiene interproximal y un control químico con dentífricos y colutorios que contengan  antisépticos  seguros y eficaces durante el embarazo como el Cloruro de Cetilpiridinio (CPC).

 

by http://www.dentaid.com/es/problemas-de-encias

 

Leer más

Implantes: cuidado e higiene

El implante dental es una pieza que se coloca en el hueso de los maxilares con el propósito de sustituir artificialmente la raíz de un diente. La pérdida de una pieza dental puede deberse a múltiples factores, entre ellos las caries, la enfermedad periodontal, complicaciones endodónticas, traumatismos, predisposición genética para sufrir agenesia (ausencia de piezas dentales).
Para que un implante pueda adherirse bien al hueso, el implante debe estar fabricado con materiales especiales que no produzcan rechazo de nuestro propio cuerpo; por lo tanto, si no existe ninguna complicación y se lleva a cabo una adecuada higiene oral, perdurarán durante toda la vida. Al cabo de un tiempo de su colocación, se produce una osteointegración y el tornillo se integra naturalmente en el hueso, por lo que su extracción resulta imposible.
Aun así, hay determinados factores externos al implante que derivan en la posibilidad de perder la pieza. Estos casos son, por ejemplo, enfermedades o infecciones específicas y no demasiado comunes, que debilitan la fuerza que necesita el hueso para que la pieza permanezca en él.
Poner un implante es una intervención que, normalmente, no requiere de un ingreso en una clínica, sino que se puede realizar en la misma consulta dental.

Problemáticas asociadas

  • La mucosa que se forma alrededor de los implantes (tejidos periimplantarios) comparte similitudes con la encía de alrededor de los dientes: tienen una función de protección frente a agresiones del ambiente externo, como, por ejemplo, las de los microorganismos. Aun así, la mucosa periimplantaria es más sensible al acúmulo de biofilm oral (placa bacteriana) y puede provocar una respuesta inflamatoria. Por tanto, los tejidos periimplantarios son menos tolerantes a la agresión del biofilm oral en comparación con los tejidos periodontales.
  • La presencia de microorganismos sobre la superficie de los implantes dentales puede dar lugar al desarrollo de enfermedades periimplantarias, como la mucositis periimplantaria y la periimplantitis.
    • La mucositis periimplantaria es una lesión inflamatoria que se produce en la mucosa que rodea un implante. Las características más comunes son el edema, el enrojecimiento e hiperplasia de la mucosa y el sangrado sin la pérdida del hueso que rodea el implante.
    • La continua presencia del biofilm oral patogénico sobre los implantes induce esta reacción inflamatoria, que si no se trata correctamente, puede evolucionar hacia una periimplantitis. Ésta también es una lesión inflamatoria de la mucosa que rodea un implante a la que además se asocia la pérdida del hueso de soporte. Las lesiones provocadas por periimplantitis están poco encapsuladas y se extienden hacia el tejido óseo marginal. Si avanzan, pueden llegar a causar la pérdida del implante. La aparición de inflamaciones, sangrado, movilidad del implante, supuración, son signos asociados a la periimplantitis.

Limpieza en portadores de implantes

  • El éxito de un implante y la prevención de una patología periimplantaria está directamente relacionado con la ausencia de complicaciones en la fase operatoria y de mantenimiento pero, sobre todo, con la higiene bucal diaria llevada a cabo por el paciente, ya que los implantes son más sensibles al acúmulo de biofilm oral. Por eso, es importante procurar que los tejidos periimplantarios estén sanos. 
  • Las complicaciones protésicas más peligrosas son el aflojamiento del tornillo, la rotura del implante a nivel de la última rosca del tornillo interior, la fractura de la porcelana y la disolución del cemento.
    • En aquellos casos en los que no se produzcan complicaciones terapéuticas, la revisión periódica del estado del implante por parte del especialista será un requisito necesario para asegurar la buena adaptación de la pieza en la cavidad bucal del paciente.
    • Durante el primer año, es aconsejable realizar una visita al odontólogo cada tres o cuatro meses, aunque esta frecuencia variará dependiendo de la situación de cada caso. En estas revisiones será habitual que el odontólogo, después de valorar la condición de los implantes, realice una higiene especializada con copas de goma o un spray de bicarbonato para dejar la superficie de los implantes lo más lisa posible.
    • A partir del segundo año, es aconsejable seguir realizando visitas periódicas.
  • En cuanto a los cuidados específicos que debe llevar a cabo el paciente, el objetivo es realizar una higiene bucal aún más exigente y rigurosa que alguien que no se haya sometido a este tipo de operación.
    • Es importante utilizar cepillos específicos de última generación. Éstos ayudan a prevenir la mucositis periimplantaria y la periimplantitis, porque están diseñados especialmente para desorganizar mecánicamente el biofilm oral de alrededor de los implantes con una máxima precisión y permiten penetrar en el cuello del implante-corona.
    • Conviene complementar el cepillado dental con irrigadores bucales y colutorios, que ayudan a arrastrar los restos alimenticios acumulados debajo de los implantes.
    • También es necesario utilizar, sedas, cintas o cepillos interproximales para eliminar el biofilm oral de los espacios interproximales.
    • Además, para una mayor seguridad, se ha de intentar realizar una limpieza profesional 2 veces al año.
  • Por último, la prevención y el tratamiento de las patologías periimplantarias se deben centrar en la aplicación de medidas antiinfecciosas con tratamientos combinados que incluyan tanto el tratamiento mecánico como el químico.
    • El tratamiento mecánico desestructura el biofilm oral; sin embargo, presenta ciertas limitaciones, sobre todo en pacientes no cumplidores. Por ello, el uso de antisépticos, como la Clorhexidina o el Cloruro de Cetilpiridinio, es imprescindible como coadyuvante químico al tratamiento mecánico en el control del biofilm oral.
Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies