Bienvenidos a Clínica Dental Cardedeu, tu dentista de confianza

Horario : 9.00-13.00 | 16.00-20.00
  Contacto : 93 846 09 15

All Posts in Category: Sensibilidad dental

NOVEDAD: colutorios y geles antisépticos SIN CLORHEXIDINA

CDC recomienda los productos de SEA4, formulados con agua de mar. Mucho más que agua con sal.

La prescripción de enjuagues con agua y sal en consulta odontológica es una solución ampliamente recomendada por la eficiencia de la sal como agente regenerador capaz de aliviar la irritación e inflamación de las encías y favorecer la cicatrización.

Como ya sabemos, la clorhexidina altera el sabor y tiñe los dientes en casos de dientes porosos o en uso prolongado de más de 2 semanas, por eso colutorios con CLORHEXIDINA NO SE DEBEN USAR MÁS DE 2 SEMANAS, por lo que recomendamos esta marca de productos como coadyuvante y mantenimiento en la higiene oral.

SEA4 parte de esta práctica extendida comúnmente y aporta evidencias científicas que demuestran la actividad superior del agua de mar como ingrediente mucho más completo que cualquier solución salina.

  1. Fórmula eficaz con agua de mar.
  2. 0% de clorhexidina y alcohol: Uso diario a largo plazo (no pigmenta el esmalte ni altera el gusto).
  3. Fórmula innovadora única y completa.

4 activos clave seleccionados por su eficacia

  1. LACTOFERRINA
  2. ÁCIDO HIALURÓNICO
  3. CLORURO DE CETILPIRIDINIO
  4. AMINAS FLUORADAS

4 beneficios clave apra tu salud bucodental

  1. Contribuye a reducir la inflamación gingival y ayuda a prevenir el sangrado.
  2. Previene y reduce la formación de placa bacteriana.
  3. Protección de la mucosa oral.
  4. Control y prevención duradera de la caries.

 

4 productos a su disposición en todas las farmacias

  1. Colutorio SEA4 CUIDADO TOTAL: protección bucodental integral – caries, encías y placa bacteriana.
  2. Colutorio SEA4 ENCÍAS SANAS : ayuda a prevenir la gingivitis – contribuye a reducir la inflamación gingival y ayuda a prevenir el sangrado.
  3. Colutorio SEA4 INFANTIL ANTICARIES (sabor a fresa): protección bucodental integral infantil – caries, encías y placa bacteriana.
  4. Gel SEA4 bioadhesivo ENCÍAS SANAS: ayuda a prevenir la gingivitis – contribuye a reducir la inflamación gingival y ayuda a prevenir el sangrado.

 

 

Leer más

La periodontitis también se asocia a un mayor riesgo de ceguera

La periodontitis o ‘enfermedad de las encías’, comúnmente conocida como piorrea, es una patología básicamente caracterizada por la inflamación y sangrado de las encías. Una enfermedad que, en caso de no ser tratada, no solo provoca la destrucción de la masa ósea que sustenta las piezas dentales –lo que conlleva a la pérdida irreversible de los dientes–, sino que se asocia a distintas patologías muy graves y potencialmente mortales. Es el caso, entre otras, de las enfermedades cardiovasculares, de la diabetes o de distintos tipos de cáncer. Pero aún hay más. La periodontitis crónica también puede provocar una pérdida de la visión e, incluso, la ceguera. Y es que como han demostrado numerosos estudios, también se asocia a la degeneración macular asociada a la edad (DMAE). Y ahora, investigadores de la Universidad de Augusta (EE.UU.), han descubierto el porqué de esta asociación.

Como explica Pachiappan Arjunan, director de esta investigación presentada en el marco de la XLVII Reunión Anual de la Asociación Americana para la Investigación Dental (AADR) que se está celebrando en Fort Lauderdale (EE.UU.), «nuestro trabajo es el primero en demostrar la asociación entre la infección por un patobionte oral y la patogénesis de la DMAE y que ‘Porphyromonas gingivalis’ puede invadir las células epiteliales del pigmento retinal humano y aumentar la expresión de genes relacionados con la DMAE».

 

 

Alteración de la regulación genética

La DMAE es una de las principales causas de pérdida de visión en la población mayor de 50 años. De hecho, y junto al glaucoma y las cataratas, constituye la primera causa de ceguera en todo el mundo. Y es que si bien los afectados cuentan desde hace una década con tratamientos para frenar su progresión, aún a día de hoy no existe ningún tratamiento capaz de curarla.

Concretamente, la DMAE se produce por una degeneración progresiva de la parte central de la retina –el área conocida como ‘mácula’– por la acumulación de depósitos de materiales extracelulares denominados ‘drusas’ –DMAE seca o atrófica– o por el crecimiento anómalo de vasos sanguíneos –DMAE húmeda o exudativa–. El resultado es que los afectados pierden gradualmente su visión central –que no así la periférica– y, por tanto, su capacidad para leer, conducir, ver la televisión o reconocer las caras de las personas.

‘Porphyromonas gingivalis’ puede invadir las células epiteliales del pigmento retinal humano y aumentar la expresión de genes relacionados con la DMAE

Llegados a este punto, ¿cómo se explica que la periodontitis pueda estar relacionada con la DMAE? Pues la verdad es que no se sabe. De hecho, el título del nuevo estudio es bastante explicativo: ‘Investigando la enigmática asociación entre la inflamación periodontal y la degeneración de la retina’. Pero parece que este trabajo ha encontrado el nexo de unión entre ambas enfermedades: la bacteria ‘P. gingivalis’, microorganismo simbionte, esto es, que vive en ‘simbiosis’ en la cavidad oral pero que en determinadas situaciones puede desencadenar una patología –de ahí el término ‘patobionte’.

En el estudio, los autores utilizaron cultivos de células epiteliales del pigmento retinal humano y los infectaron con distintas cepas de ‘P. gingivalis’. ¿Y qué pasó? Pues que de acuerdo con los resultados, la cepa 381 de la bacteria fue muy eficaz a la hora de infectar las células. Pero aún hay más. La técnica de reacción en cadena de la polimerasa cuantitativa (qPCR) reveló que la infección incrementó la expresión de genes implicados en la supresión del sistema inmune y en la formación de nuevos vasos sanguíneos –la consabida ‘angiogénesis’.

Más allá de las encías

El siguiente paso fue recurrir a un modelo animal –ratones– al que se le inoculó la bacteria ‘P. gingivalis’ directamente en la retina. Y en este caso, los resultados mostraron que la inyección provocó la aparición de efectos asociados a la DMAE.

Entonces, ¿puede afirmarse que ‘P. gingivalis’ causa, además de la periodontitis, la DMAE? Pues no. Los resultados solo muestran una asociación, no una relación del tipo ‘causa y efecto’. Sin embargo, los autores han llevado sus estudios más allá y publicarán próximamente un artículo en el que, efectivamente, se describe el papel causal de esta bacteria en la patogénesis de la DMAE.

Leer más

Información sobre el blanqueamiento dental

Información general

Hacer que su sonrisa brille es tan fácil como visitar al densita para un tratamiento de blanqueamiento, o comprar uno de los muchos tratamientos domésticos disponibles.

Usar una crema dental o enjuague bucal blanqueadores, probar lápices blanqueadores, bandas o férulas de blanqueamiento, son todos buenos medios de complementar sus hábitos higiénicos bucales normales.

Tratamiento para casos de sensibilidad después del BLANQUEAMIENTO DENTAL

A veces después de los tratamientos de blanqueamiento los dientes pueden quedar sensibles. Si ello ocurre, existen varias opciones para reducir el dolor.

  • Usar una crema dental para dientes sensibles – Las cremas dentales para dientes sensibles están formuladas con ingredientes como la Arginina al 8%, la cual alivia el dolor relacionado con la sensibilidad dental.
  • Chicle – Los científicos descubrieron que al masticar chicle producimos más saliva. Y el acto de masticar ayuda a las personas a olvidarse del dolor.
  • Evitar realizar blanqueamientos durante un tiempo – De un descanso a sus dientes y deje de usar productos de blanqueamiento por algún tiempo.
Leer más

¿Qué tan seguro es el blanqueamiento dental?

Luego de una década de investigaciones, se ha comprobado que el blanqueamiento dental con agentes blanqueadores y otros métodos empleados para el mismo fin son seguros y efectivos. Varios productos disponibles en el mercado han demostrado hoy en día que no producen ningún efecto adverso sobre los dientes o las encías comprobado a través de cuidadosos estudios clínicos y de laboratorio. Debe cerciorarse de buscar productos que estén clínicamente comprobados, seguir las instrucciones del mismo y consultar al dentista.

En el pasado, los agentes blanqueadores utilizados por el profesional producían sensibilidad, hoy en día los productos destinados para el blanqueamiento, como los geles, poseen menor concentración para disminuir dicha sensibilidad y a su vez proporcionar los beneficios del blanqueamiento. La sensibilidad puede ocurrir en individuos cuando ingieren alimentos muy fríos o calientes luego de someterse a un tratamiento de blanqueamiento pero, suele desaparecer después de 48 horas y se detiene por completo cuando se termina el tratamiento.

Si usted experimenta sensibilidad, hay varias maneras eliminarla:

  • Si utiliza una cubeta para aplicar el producto, debe usarla por menos tiempo
  • Se debe cepillar con una pasta de dientes para dientes sensibles que contiene nitrato del potasio.
  • Pida a su dentista o farmacéutico un producto con fluoruro, para ayudar a remineralizar los dientes. Lo puede usar para cepillarse o lo coloca en la cubeta y la utiliza por un periodo de cuatro minutos antes y después de blanquear sus dientes
  • Detenga el tratamiento de blanqueamiento por varios días para permitir que sus dientes se adapten al procedimiento. En un plazo de 24 horas, la sensibilidad cesará. Cuanto más tiempo usted blanquea sus dientes, menos será la sensibilidad que usted experimentará

En algunos casos, su dentista puede desaprobar el blanqueamiento dental:

  • Si usted tiene enfermedad periodontal, atrición , caries dental o dientes sensibles
  • Si usted esta embarazada o en periodo de lactancia.
  • Si usted posee coronas o carillas en los dientes anteriores que no se pueden blanquear.
Leer más
Higiene dental

Los hábitos alimenticios y de estilo de vida pueden agravar la hipersensibilidad dental

El estrés que vivimos en la sociedad moderna, correlacionado con ciertos hábitos alimenticios, son algunos de los motivos por los que ha aumentado la prevalencia de hipersensibilidad dentinaria.

La hipersensibilidad dentinaria es la causa más frecuente de dolor dental, que puede tener lugar a diario o de manera ocasional al beber, comer o cepillarse los dientes, y muestra una alta prevalencia en la población adulta. Según datos de la Sociedad Española de Periodoncia (SEPA), es una afección que afecta al 25% de la población adulta. Los expertos han detectado que actualmente este trastorno comienza a aumentar entre los jóvenes como consecuencia de los hábitos de vida actuales. La afectación es mayor en personas con periodontitis (enfermedad de las encías, que cursa con inflamación de la encía y destrucción de los tejidos de soporte de los dientes), ya que en estos pacientes la prevalencia se estima en un 84% en España.

La hipersensibilidad dentinaria produce un dolor transitorio, ya sea localizado en uno o varios dientes, o bien en toda la boca, como respuesta a estímulos táctiles, térmicos o químicos. Este trastorno se produce por una exposición de la dentina (tejido del diente que está bajo es esmalte, en la corona, o el cemento, en la raíz) asociado a recesión gingival. Esto puede ser debido a múltiples causas, como un cepillado agresivo, tratamientos periodontales o el desgaste del diente, y se puede ver favorecido por la presencia de ácidos en la boca, ya sea por reflujo gástrico o por la dieta. En este punto, los expertos han hecho hincapié en la importancia de que el profesional conozca cuáles son los factores predisponentes y desencadenantes de la hipersensibilidad dentinaria y, de esta forma, establecer el tratamiento y las medidas preventivas adecuadas y adaptadas a cada caso.

Historía clínica

De acuerdo con el doctor David Herrera, presidente de SEPA, «ante casos de personas afectadas por este trastorno, el odontólogo debe realizar primero una historia clínica muy detallada, preguntando por el tipo de dolor, el número de dientes afectadas, los estímulos que desencadenan el dolor, la presencia de enfermedades relacionadas, los hábitos higiénicos o los hábitos dietéticos».

Y puntualiza respecto a los estilos de vida y la prevención, «los hábitos alimenticios puede jugar un papel importante en este problema. La ingesta de alimentos y bebidas ácidas (refrescos carbonatados, bebidas “energéticas”, zumos de frutas, yogures, vinagres, vino, etc.) incrementa el riesgo de padecer hipersensibilidad dental; de hecho, este trastorno parece aumentar entre los jóvenes como consecuencia de los hábitos de vida actuales».

La hipersensibilidad dentinaria es un trastorno que afecta la calidad de vida de las personas, pero para la que existe tratamiento. Para ello, los expertos destacan que primero debe haber un diagnóstico diferencial en el que se distinga entre la hipersensibilidad aguda o crónica y la localizada o generalizada, además de identificar los factores predisponentes y desencadenantes en casa caso. A partir de esto el profesional podrá seleccionar el tratamiento más adecuado y aportar una serie de recomendaciones y medidas preventivas.

La ingesta de alimentos y bebidas ácidas incrementa el riesgo de padecer hipersensibilidad dental

Entre las recomendaciones preventivas, se incluyen el desarrollo de técnicas de higiene adecuadas, evitando técnicas o dispositivos de cepillado traumático (técnica horizontal, cepillos de cerdas muy duras…) y prescindir de pastas dentífricas muy abrasivas. Respecto a los hábitos y estilo de vida, se debería llevar una dieta que incluya un consumo racional y controlado de ácidos, y en el caso de que se consuman, tratar de neutralizar (uso de chicles….). En el caso de alteraciones emocionales, como apretamiento o estrés, puede ser recomendable usar férula de descarga. Además, sería recomendable la eliminación de piercings que puedan resultar traumáticos para los dientes o encías y controlar los problemas de salud sistémicos de riesgo, como la bulimia.

Asimismo, durante las sesiones formativas los profesionales han subrayado que se dispone de tratamientos efectivos, tanto en la consulta dental como para su uso en casa. «Dentro de los tratamientos disponibles en el mercado, existen productos de uso en casa por parte del paciente, basados en bloquear la conducción nerviosa, como los colutorios con oxalato dipotásico, y los dentífricos con biocristales de silicato, fósforo, calcio, nitrato potásico (con concentración mínima del 5%), arginina, o con fluoruro estañoso y hexametafosfato de sodio, que son lo que ofrecen la mejor evidencia científica», explica el presidente de SEPA.

La mayoría de las personas desconocen los hábitos nocivos y las causas de la hipersensibilidad dentinaria. «Por eso los profesionales nos debemos mantener al día y actualizados en base a la evidencia científica. En este sentido, juega un papel importante la celebración de esta clase de encuentros en la que actualizamos conocimientos en base a los nuevos conocimientos científicos».

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies