Bienvenidos a Clínica Dental Cardedeu, tu dentista de confianza

Horario : 9.00-13.00 | 16.00-20.00
  Contacto : 93 846 09 15

Entradas etiquetadas: cirugia

La cirugía oral

La cirugía oral comprende todas aquellas intervenciones que tienen lugar en la boca (cavidad oral), generalmente bajo anestesia local y en régimen ambulatorio (sin ingreso hospitalario).

En cuanto a la cirugía oral, las intervenciones más frecuentes son:

  • Cirugía de las muelas del juicio. Posiblemente sea la intervención que se practica más a menudo dentro de la cirugía oral, y, cómo indica su nombre, consiste en la extracción quirúrgica de las muelas del juicio. Hay muchas indicaciones que justifican la extracción de estas piezas, entre las que cabe resaltar la falta de espacio en la mandíbula para una correcta erupción, la orientación anómala que puede producir daño en las piezas vecinas o apiñamientos dentarios, o también problemas de inflamación en la encía por una erupción incompleta de las muelas del juicio, lo que condiciona la posibilidad de sufrir una infección en la encía circundante de forma crónica.
  • Extracciones dentarias complejas. Hay situaciones en que una extracción dentaria puede comportar complicaciones y dificultades desde el punto de vista quirúrgico. Podemos incluir aquellas piezas dentarias que están totalmente destruidas en las que solamente queda la raíz incluida dentro del hueso, pacientes con enfermedades sistémicas importantes, trastornos de la coagulación de la sangre, pacientes que han recibido radioterapia, etc.
  • Cirugía preprotésica. Como indica su nombre, son intervenciones quirúrgicas que se realizan en pacientes antes de la colocación de una prótesis o para reajustar una antigua. Se basan principalmente en retoques de la encía o del hueso maxilar o mandibular, con el fin de conseguir una mejor adaptación de la prótesis. Hoy en día, la cirugía preprotésica se dedica fundamentalmente a la restauración del hueso y de la encía, mediante la colocación de injertos de hueso para una posterior colocación de implantes. Finalmente podemos destacar en este apartado las técnicas de distracción osteogénica que permiten incrementar la cantidad de hueso disponible mediante “estiramiento” del que hay.
  • Cirugía de los frenillos. Los niños sufren a menudo problemas con los frenillos, tanto lingual como labial, que comportan patologías del habla, malposición o movilización de dientes o dificultad para la correcta ubicación de los dientes en la arcada dentaria. Mediante pequeñas intervenciones quirúrgicas de muy corta duración, y con anestesia local, se solucionan problemas que podrían provocar problemas de malposición dental y de fonación en la edad adulta.
  • Extracción de quistes y tumores benignos. Los quistes situados en el interior del maxilar o de la mandíbula no son infrecuentes. Presentan una etiología muy diversa; pueden provenir de infecciones latentes de dientes en mal estado, de dientes que han quedado retenidos en el hueso o de estructuras embrionarias que han quedado enquistadas dentro de los huesos. En cualquiera de estas situaciones, hace falta la extirpación quirúrgica de la lesión. Los tumores benignos presentes en otras zonas del cuerpo, también pueden aparecer dentro de la cavidad oral, y así podemos encontrar lipomas, fibromas o pequeños angiomas. El tratamiento de estos procesos será realizar una exéresis-biopsia de la lesión que permita su eliminación, y la tipificación por parte de un anatomo-patólogo del tipo de lesión.
  • Cirugía periapical. A veces, los dientes endodonciados presentan infecciones en el extremo de la raíz. Mediante la técnica de apicectomía, es posible muchas veces neutralizar esta infección y salvar la pieza.
Leer más

Las muelas del juicio

¿Qué son las muelas del juicio?
Las muelas del juicio son los últimos molares ubicados a cada lado de los maxilares. Además, son los últimos dientes en aparecer
o erupcionar y esto, generalmente, ocurre cuando la persona tiene entre 16 y 20 años.

Como son los últimos en erupcionar, con frecuencia, la boca no tiene suficiente espacio libre para acomodarlos. Cuando eso ocurre, los dientes quedan retenidos (atrapados por otros dientes o por el mismo hueso, debajo del tejido gingival). Si los dientes quedan retenidos, se produce dolor e hinchazón en la zona.

 

Las muelas del juicio que emergen parcialmente o erupcionan giradas, también pueden provocar un apiñamiento doloroso y enfermedad. Como los dientes extraídos antes de los 20 años tienen raíces menos desarrolladas y escasas complicaciones, la ADA (Asociación Dental Americana) recomienda que las personas de entre 16 y 19 años acudan al dentista para que el profesional evalúe la necesidad de extraer sus muelas del juicio.

 

 

 

¿Cómo se extraen las muelas de juicio?

La extracción de piezas dentales es un procedimiento de rutina. Su dentista o el cirujano bucal especialista, le recomendará una anestesia local (en casos excepcionales general) para adormecer sólo la zona durante el procedimiento quirúrgico.
Inmediatamente después de la extracción de la muela (o muelas), su dentista le solicitará que muerda una gasa durante 30 o 45 minutos para detener el sangrado. Puede haber cierto dolor e iflamación que desaparecerán después de unos días. Usted debe llamar a su dentista si tiene dolor agudo o prolongado, inflamación, sangrado o fiebre después de la extracción.

La extracción de las muelas de juicio debido a apiñamientos o retención, no debe afectar la mordida o la salud bucal futura.

Leer más

Mentiras y verdades sobre los implantes dentales

Vivimos una época desenfrenada, la propaganda ha afectado a toda la sociedad y ha irrumpido en zonas que, como son ahora las profesiones relacionadas con la salud, se habían mantenido al margen. La propaganda puede ser información, pero siempre es interesada; puede fomentar la competencia, pero no siempre es veraz ; no todo lo que no es mentira es verdad y en los matices se encuentra a menudo la diferencia entre lo bueno y lo malo.

Implante dental: Se dice de un substituto del diente que se puede fijar en los huesos maxilares. Sobre este substituto se visan o cementan prótesis que permiten obtener las funciones propias de un diente natural.

 

  • ¿Podríamos decir que el implante es como un tornillo en el hueso?
    • No exactamente, puesto que el implante tiene que suscitar una reacción de osificación en su entorno, es decir, las célules vecinas tienen que crecer y fijarse sobre el aditamento; este es el fenómeno que se conoce como osteointegración sin el cual no se puede decir que el tratamiento sea estable.
  • ¿La osteointegración es un fenómeno inmediato?
    • Pues no, para realizarse del todo hacen falta de dos a tres meses, el mismo tiempo que para soldarse un hueso roto.
  • ¿De todo ello hay que deducir que después de poner un implante se debe esperarse de dos a tres meses para atornillarle el diente?
    • No, la osteointegración se puede producir siempre que el implante esté totalmente inmóvil; estas condiciones se dan si se ha colocado en un lugar sin infección, de hueso de alta densidad y en cantidad suficiente.
  • ¿Tenemos que entender que si estas condiciones no se dan no se podrán poner implantes?
    • No, quiere decir que se tendrá que preparar el terreno, esperar la esterilización natural del lugar, o aportar hueso mediante procedimientos de injerto. Esto naturalmente exige un tiempo de preparación y cicatrización suplementario.
  • ¿Qué es un injerto?
    • En el caso de los implantes dentales, consiste en tomar hueso de un lugar donde hay con abundancia y trasladarlo a otro lugar donde no hay.
  • ¿Qué tipos de injerto existen?
    • El denominado autólogo se hace con hueso natural; la captación del hueso necesario no es un procedimiento muy complejo ni doloroso, es el que ofrece mejores resultados.
    • El denominado heterólogo se fabrica con materiales no humanos, en general hueso vacuno y algunas moléculas minerales, los resultados no son tan seguros pero se puede usar una mezcla de los dos sistemas para mejorar el pronóstico.

  • ¿Se puede sacar un diente irrecuperable y poner en su lugar un implante?
    • Sí, si no hay infección y hay bastante hueso; si estas condiciones no se dan más vale ser prudente y no experimentar.
  • ¿Se puede poner un diente sobre un implante acabado de insertar?
    • Sí, si las condiciones de la zona son óptimas y se ha conseguido una estabilidad mecánica inmediata, si no es así vale más esperar.
  • ¿Son los implantes un tratamiento para toda la vida?
    • Empezamos a tener muchos años de experiencia y los resultados a largo plazo son buenos en general, pero una afirmación tan categórica pertenece más al ámbito de los feriantes que a la medicina.
    • Para toda la vida no se puede asegurar nada, ni una articulación de la cadera, ni una válvula cardíaca, ni un implante dentario.
  • ¿Qué puedo hacer para asegurar resultados?
    • Vaya a un lugar donde estudien bien su caso, que vean como un conjunto global su boca y la necesidad local, un lugardonde establezcan correctamente la indicación y que valoren con usted las alternativas.
    • No crea en milagros, crea en el buen trabajo.
    • Los implantes son sin duda una muy buena solución para muchos casos que antes no podíamos arreglar, pero no siempre son la única solución y a veces no son la solución más indicada.
    • Confíe en su dentista, hable con él y hágase explicar su caso. El mejor acto terapéutico es aquél que nace de un buen entendimiento entre el profesional y su paciente.

 

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies