Bienvenidos a Clínica Dental Cardedeu, su dentista de confianza

Horario : 9.00-13.00 | 16.00-20.00
  Contacto : 93 846 09 15

Noticias

Disfunción de la articulación temporomandibular (ATM)

¿Qué es la disfunción de la articulación temporomandibular (ATM)?

ATM son las siglas de «articulación temporomandibular» y es el término que se usa para hacer referencia a la disfunción de las articulaciones mandibulares. Ten en cuenta que sentir molestias ocasionales en la articulación mandibular o en los músculos de la masticación es habitual y no debe ser motivo de preocupación. Muchas personas que sufren problemas en la articulación temporomandibular mejoran sin tratamiento. En la mayoría de los casos, el problema desaparece por sí solo en cuestión de semanas o meses.

Síntomas de la disfunción temporomandibular

El dolor es el síntoma más común de la disfunción temporomandibular; no obstante, muchas personas sufren este problema sin sentirlo.

Los síntomas específicos de la disfunción temporomandibular incluyen:

  • Dolor facial
  • Dolor en la articulación mandibular y las zonas que la rodean, incluida la oreja
  • Dolor de espalda
  • Molestias al abrir la boca
  • Chasquidos, crujidos o chirridos en la articulación mandibular
  • Bloqueo de la mandíbula al intentar abrir la boca
  • Dolor de cabeza
  • Molestias o falta de alineación al morder
  • Inflamación en el lado de la cara, el cuello o el hombro

Otros síntomas pueden incluir zumbidos en los oídos, pérdida auditiva, mareos y problemas de visión.

Causas de la disfunción temporomandibular

No se han determinado todas las causas de la disfunción temporomandibular. Algunas de las posibles causas son lesiones en la zona mandibular, varios tipos de artritis, algunas intervenciones dentales, estiramiento de la mandíbula (como resultado de movimientos como la inserción de una sonda de respiración antes de una operación) y tensión mandibular o rechinar de dientes, especialmente durante el sueño.

Tratamiento de la disfunción temporomandibular

Según el Instituto Nacional de Investigación Dental y Craneofacial de los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos, los tratamientos contra la disfunción temporomandibular deberían ser reversibles siempre que sea posible, lo que significa que el tratamiento no debería causar cambios permanentes en la mandíbula o los dientes. Los tratamientos irreversibles no han demostrado funcionar y hasta podrían empeorar el problema.

Tratamientos reversibles:

  • Analgésicos sin receta
  • Medicamentos con receta
  • Ejercicios suaves para estirar y relajar la mandíbula
  • Férulas inmovilizadoras (placas oclusales o protectores nocturnos)

Tratamientos irreversibles:

  • Ajuste de la mordida rechinando los dientes
  • Tratamiento dental prolongado
  • Férulas de reposicionamiento mandibular
  • Ortodoncia
  • Intervenciones quirúrgicas que incluyen el reemplazo de toda o parte de la articulación mandibular

Consulte con nosotros o pida cita al 93 946 09 15 // 608 995 772

Leer más

Cómo prevenir la caries y el proceso de deterioro dental de forma natural

No es fácil dejar de tomar alimentos azucarados como las galletas y los caramelos. Pero cuando se trata de una caries, los alimentos que consumimos tienen un papel importante. Algunos alimentos pueden dañar tus dientes, mientras que otros que contienen nutrientes esenciales ayudan a mantenerlos sanos y fuertes. Para ayudar a prevenir la caries dental, no olvides los siguientes alimentos.

Calcio

El calcio es el ingrediente más importante para la prevención, sobre todo en niños en edad de crecimiento. Los lácteos son una gran fuente de calcio, con productos como la leche, el yogur y el queso. Y el calcio no está en la grasa de la leche, por lo que la leche o el yogur desnatados son una buena opción también. Otras alternativas son las verduras como el brócoli y la col china, pescado en conserva con las espinas, almendras, avellanas del Brasil y legumbres secas.

Fruta, fibra y verduras

Consumir alimentos ricos en fibra ayuda a que la saliva fluya, lo que ayuda a crear defensas minerales contra la caries. Algunos alimentos ricos en fibra son los frutos secos como los dátiles, las uvas pasas, los higos secos y frutas como los plátanos, las manzanas y las naranjas. Otras opciones son las verduras como las judías, coles de Bruselas y guisantes, además de cacahuetes, almendras y el salvado.

Granos integrales

Los granos integrales son una fuente natural de vitamina B y hierro, que ayudan a mantener unas encías sanas. Los granos integrales también contienen magnesio, un ingrediente esencial para los dientes y los huesos. Además, los granos integrales son ricos en fibra. Algunos alimentos con un rico contenido en granos integrales son el salvado, el arroz integral y los cereales y pastas integrales.

Evitar alimentos que produzcan caries

Para llevar una dieta saludable que sea buena para ti y tus dientes, sigue la pirámide nutricional. Esta pirámide está diseñada para seguir una dieta sana con todos los grupos alimenticios necesarios que necesitas al día.

Aperitivos azucarados

Cuando tengas algún antojo, elige alimentos sanos como los que se han mencionado anteriormente. Intenta evitar los dulces, porque el azúcar se mezcla con la placa para debilitar el esmalte, lo que te hace más vulnerable a sufrir una caries. De hecho, cada vez que consumas un aperitivo azucarado, tus dientes están bajo asedio durante 20 minutos. Cepillarte los dientes con un cepillo de dientes eléctrico o manual con una buena técnica, después de comer aperitivos dulces puede ayudar a prevenir la acumulación de placa y la aparición de caries.

 

 

Consulte con nosotros o pida cita al 93 946 09 15 // 608 995 772

Leer más

Beneficios de la pasta de dientes con flúor, del enjuague bucal y del agua fluorados.

¿El flúor previene la caries?

El flúor ayuda a prevenir la caries, deteniendo la velocidad de descomposición del esmalte dental, e incrementa el índice del proceso de remineralización. Los cristales de esmalte nuevos que se forman son más duros, grandes y más resistentes al ácido. El esmalte dental es duro y poroso. La placa en la superficie de tus dientes puede producir ácidos que se filtran por esos poros (bastoncillos) del esmalte y rompen su estructura interna. Este proceso, llamado desmineralización, puede dar origen a un punto débil en el diente que se puede convertir en una caries, a no ser que sea tratado. Conocer lo que el flúor puede hacer por tus dientes te ayudará a saber más sobre el cuidado dental y a estar más pendiente de cómo identificar la placa y cómo prevenir que dé origen a caries.

Aprende lo que el flúor hace por tus dientes

Las fuentes comunes de flúor son el agua potable fluorada, la pasta dental y algunos enjuagues bucales.

Pasta con flúor

La pasta con flúor ayuda a la prevención de caries tanto en niños como en adultos. Para ayudar a endurecer los puntos débiles y raíces expuestas y ayudar a prevenir las etapas tempranas de las caries, cepíllate los dientes con regularidad con una pasta dental que contenga flúor.

  • No olvides supervisar a tus hijos cuando se laven los dientes.
  • Los niños menores de 6 años solo deberían usar una pequeña cantidad de pasta de dientes equivalente al tamaño de un guisante cuando contenga flúor.

Enjuague bucal con flúor

Enjuagar la boca con enjuague bucal que contenga flúor es otra forma de protegerte a ti y a los tuyos contra las caries.

  • Existen muchas marcas de enjuague bucal con flúor.

Agua con flúor

Añadir flúor al agua potable es una de las formas más fáciles y menos costosas de proteger a niños y adultos contra las caries.

  • ¿Desconoces el nivel de flúor en tu agua? Informa a tu dentista en caso de que el agua potable que consumes no contenga flúor. Te podría recomendar diferentes tratamientos con una alta concentración de flúor.
  • Si el agua que consumes no contiene flúor, tu dentista te recetará a ti y tu familia vitaminas o gotas fluoradas para proteger tus dientes contra las caries.
  • El agua potable fluorada es una gran alternativa a bebidas carbonatadas ya que protege tus dientes a la vez que minimiza el daño que produce el consumo de azúcares.
  • El agua embotellada puede no contener flúor, por lo que, aunque parezca lo más sensato, piensa en todo el flúor que no estarás consumiendo del agua del grifo.

El flúor juega un papel fundamental en la salud de tus dientes y como ahora sabes su importancia, puedes incluirlo con más regularidad en tu rutina de cuidado bucal.

 

 

Consulte con nosotros o pida cita al 93 946 09 15 // 608 995 772

Leer más

Absceso dental: causas, síntomas y tratamientos

¿Qué causa el absceso dental?

Si tienes dolor de dientes intenso o punzante, puede ser una señal de tener un absceso dental. Un absceso es una lesión llena de pus localizada en la raíz del diente y es causada por una infección. El primer síntoma de absceso es un dolor de diente punzante que no se quita con nada.

Síntomas del absceso dental

En primer lugar, el diente estará sensible al masticado o a la mordida y al frío y al calor. También puedes tener fiebre, nódulos linfáticos inflamados en la mandíbula o cuello o hinchazón en el rostro.

Si el absceso se rompe, te darás cuenta por el sabor desagradable de la secreción en tu boca. A pesar de que el dolor puede remitir si el absceso se rompe, deberá ser tratado por un dentista para combatir la infección, salvar tu diente y evitar mayores complicaciones. Si el absceso no se rompe, la infección puede propagarse a otras partes del cuerpo, por tanto, este es un problema que necesita atención médica.

Tratamientos del absceso dental

Si el absceso no se rompe, el tratamiento seguramente incluirá el drenaje del mismo. Asimismo, puede que tu odontólogo te recomiende que tomes analgésicos sin receta, te enjuagues la boca con agua tibia y salada y tomes antibióticos. Los abscesos más graves pueden requerir la realización de una endodoncia para eliminar el tejido infectado y en los peores casos necesitan extracción dental.

Cómo prevenir el absceso dental

Un absceso dental puede empezar como una caries no tratada, por esa razón, la mejor forma de prevenir este tipo de abscesos es previniendo la caries, siendo consistente con tu rutina de cuidado bucal, la cual debe incluir cepillado dental dos veces al día y uso de hilo dental a diario. Las visitas periódicas al dentista también son importantes, sobre todo si ya has sido tratado por absceso dental, ya que esto permitirá a tu dentista confirmar que no tienes ninguna infección.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Chat de WhatsApp con CDC
Enviar vía WhatsApp