Bienvenidos a Clínica Dental Cardedeu, tu dentista de confianza

Horario : De lunes a viernes - de 9.00 a 20.00
  Contacto : 93 846 09 15

Entradas etiquetadas: Higiene Bucal

El correcto uso del hilo dental

 

¿Cómo se utiliza el hilo dental? 4 pasos básicos

A pesar de que el hilo dental moderno fue inventado en 1.815 por un dentista de Nueva Orleans y de que los historiadores han encontrado indicios de que los humanos prehistóricos ya utilizaban hilos para retirarse los restos entre los dientes a mucha gente, aún hoy en día, les parece algo nuevo.

Entre todos hemos logrado que el cepillado sea algo más o menos generalizado, sin embargo, el usar el hilo y un enjuague bucal es algo poco común entre la población. Tanto el enjuagarse como usar el hilo se ven como dos actividades secundarias al cepillado, que pueden resultar beneficiosas, pero que no nos reportan muchos beneficios. Nada más lejos de la realidad, el enjuague y el uso del hilo deberían de ser complementarios al cepillado en vez de ser una actividad secundaria.

El hilo dental o seda está hecho de finos filamentos de nylon o plástico. Para utilizarlo se debe introducir entre los dientes y recorrer el borde de los mismos, en especial la zona cercana a la encía. Combinado con el cepillado de dientes previene previene problemas de encías, halitosis y caries. Esto se consigue porque no sólo remueve los restos de comida sino también la placa bacteriana. Lo ideal es que la utilices dos veces al día, pero si no puedes procura utilizarla por la noche. Por las noches es cuando más tiempo solemos tener para la limpieza y cuidado de los dientes y además es cuando más importancia tiene tanto el cepillado como el uso de la seda.

Modo de Uso

  1. Cortar aproximadamente 45 centímetros de hilo dental y enrollarlo en los dedos medios de ambas manos.
  2. Tomar el hilo con el índice y pulgar de cada mano, dejando unos 6 cm de hilo entre ambas manos.
  3. Tensar el hilo y deslizarlo suavemente entre los dientes, es muy importante que lo hagas suavemente para que no te hagas daño o te lesiones la encía.
  4. Moverlo frotando el borde del diente con el hilo de arriba hacia abajo, removiendo la placa bacteriana y los restos de alimentos que puedan haber quedado. Intenta llegar lo más abajo posible de la línea de las encías, si lo haces con suavidad no te dolerá.

Leer más
Higiene dental

Algunos consejos de higiene bucodental.

Desde niños nos han enseñado que debemos cepillarnos los dientes tres veces al día, después de cada comida y durante tres minutos, pero los dentistas no tienen claro que esta sea la mejor de las recomendaciones, máxime cuando mucha gente ni siquiera realiza el cepillado de forma correcta.

Nuestra concepción de la salud bucodental, además, suele estar equivocada. Estas son varias recomendaciones sobre el cepillado de dientes que todos deberíamos conocer (y no conocemos).

1. Los dientes no deben lavarse hasta media hora después de comer.

Cepillarse los dientes inmediatamente después de comer es uno de los errores más extendidos. Parece lógico pensar que el mejor momento para lavar la dentadura es después de usarla, pero es una idea equivocada. Si hacemos estarás frontando el ácido, el mayor enemigo de nuestros dientes, contra éstos, haciendo que su efecto sea más intenso y duradero.

“Cuando comes o bebes algo ácido el pH de tu boca disminuye y tarda un tiempo en volver a la normalidad”, explicó al Wall Street Journal el presidente de la Academia de Dentistas estadounidense Jeffrey Cole. El pH ideal de nuestra boca se sitúa en torno al 7, mientras que un refresco (aunque sea light) puede ser hasta de 2,5, “parecido al del vinagre”.

El ácido desmineraliza y debilita la superficie del diente, lo que nos hace más propensos a la caries. Según demostró un estudio publicado en 2004 en la revista General Dentistry, si nos cepillamos los dientes justo después de comer el proceso se intensifica, pues repartimos el ácido por toda la boca y, además, empujamos éste contra los dientes. Por el contrario, tal como explica Cole, si nos cepillamos después de 30 minutos, “la saliva de nuestra boca hará que disminuya el nivel de acidez sin frotar estas sustancias contra nuestros dientes”.

2. Tras las comidas lo mejor es enjuagarnos la boca con agua (o colutorio).

En vez de lavarnos los dientes, lo mejor que podemos hacer tras una comida es enjuagar la  boca con agua, que hará que los niveles de pH se situen dentro de la normalidad. Cole cree que es preferible que tengamos en el trabajo un bote de enjuague bucal antibacteriano que un cepillo. Tras las comidas podemos hacer una limpieza para prevenir que la placa se acidifique, una costumbre mucho más saludable que la de cepillarse después de comer.

3. Debemos barrer los dientes, no fregarlos.

A la hora de lavarnos los dientes nuestro objetivo debe ser eliminar los restos de comida y los microbios, no extenderlos por la boca. La manera correcta de cepillarse los dientes es de arriba a abajo, no de derecha izquierda, pues de esta forma no corremos el riesgo de llevar la suciedad debajo de la encía, lo que genera sarro y gingivitis. Además, no debemos olvidarnos de limpiar los dientes por delante y por detrás, así como los espacios entre estos y la lengua. Es más importante limpiarse bien que estar tres minutos llevando el cepillo de un lado a otro.

4. Masticar chicles (o queso).

Masticar determinadas sustancias puede ayudar a nuestra boca a producir saliva, el mejor mecanismo natural con  el que contamos para reducir los niveles de ácido en los dientes. Los chicles sin azúcar son una buena opción, pues además de ayudarnos a salivar contienen xilitol, un sustituto de la sacarosa que, pese a endulzar, tiene propiedades anticariogénicas. Pero no es lo único que podemos masticar para proteger a nuestros dientes. Uno de los alimentos más recomendables a consumir para finalizar una comida es el queso, pues ayuda a reducir el pH de la placa bacteriana y tiene elementos que ayudan a los dientes a remineralizarse.

5. No abusar con la pasta de dientes

Si usamos demasiada pasta –algo de lo que se encargan los fabricantes de la misma, haciendo tubos con la abertura cada vez más grande– nuestra boca se llena de espuma, provocando una sensación de limpieza que no tiene por qué ser real. Una buena técnica para cepillarnos los dientes correctamente (como hemos apuntado en el punto 3) consiste en realizar un primer lavado de estos sin pasta de dientes, lo que nos ayudará a ser más concienzudos en nuestro cepillado, para después volver a hacer un repaso con la pasta.

6. Lavarnos siempre los dientes antes de ir a la cama.

Cepillarse los dientes antes de acostarnos es básico para mantener una correcta higiene bucal, pues es el momento del día en el que el lavado es más necesario. Por la noche salivamos menos y las sustancias cariogénicas campan a sus anchas por nuestra dentadura, por ello es imprescindible que las eliminemos por completo antes de ir a la cama.

Leer más
seda o hilo dental

Uso correcto del hilo dental y cepillo interdental.

Pasos acerca de cómo limpiar los dientes con el hilo dental:

Parta un trozo de hilo dental de unas 18 pulgadas (43 cm) y enróllelo alrededor del dedo corazón. Enrolle el resto de la seda alrededor del mismo dedo de la otra mano. Este dedo será el que recoja la seda según se ensucia. Sujete la seda con firmeza entre los pulgares e índices.

Pase la seda entre los dientes con movimientos suaves. No meta nunca el hilo dental con brusquedad en las encías.

Cuando el hilo dental alcance la línea de las encías, dóblela for

mando una C contra un diente. Deslícela cuidadosamente por el espacio entre la encía y el diente.

Sujete el hilo con firmeza contra el diente. Con suavidad, frote el lateral del diente y retire el hilo de la encía con movimientos ascendentes y descendentes.

Repita este método en el resto de los dientes. No se olvide de la parte trasera del último diente.

Hable con el dentista sobre qué productos de higiene bucal serán más efectivos para usted.

Leer más
iirrigador bucal

PHB Aqua-Jet irrigador bucal para un cuidado profesional de la salud dental.

La marca especializada en higiene bucodental, propone una opción de regalo muy saludable, en su compromiso por velar por la salud e higiene de dientes y encías: el nuevo irrigador bucal PHB Aqua-Jet, diseñado para lograr un cuidado profesional.

La irrigación bucal es una técnica de higiene bucodental que permite una limpieza profunda de la cavidad oral mediante la aplicación directa de un chorro pulsátil de agua o enjuague bucal.

PHB Aqua-Jet ayuda a eliminar los microorganismos depositados en dientes, encías, espacios interdentales y lugares de difícil acceso, como bolsas periodontales, implantes u ortodoncia. Todo ello de forma segura y con eficacia probada.

Una combinación eficaz: cepillado dental y aplicación de irrigación bucal

El uso del irrigador bucal PHB Aqua-Jet durante un mínimo de un minuto diario, combinado con el cepillado dental, proporciona una mejora significativa en la salud bucodental, ayudando a eliminar la placa bacteriana, evitando la aparición de caries y otras afecciones bucales. Además, reduce el sangrado, mejorando la inflamación de las encías, y facilita el cuidado y la limpieza en el caso de aquellas personas que tienen necesidades especiales de higiene bucal (portadores de implantes, coronas o aparatos de ortodoncia).

PHB Aqua-Jet cuenta para ello con un depósito de 350 ml., cómodo y compacto, que puede ser utilizado con agua o enjuague bucal, con más de 45 segundos de capacidad de irrigación. El cepillo dispone de un mango ergonómico y ligero, con una rotación de 360 grados para alcanzar las zonas de más difícil acceso. Además, el control de pausa permite detener el flujo del líquido en cualquier momento y el de presión presenta 6 posiciones a elegir.

Con este último lanzamiento, PHB completa su gama de productos especializados en la higiene bucal diaria. El nuevo irrigador PHB Aqua Jet está disponible en Farmacias.

Fuente: www.phb.es

 

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

CERRAR