Bienvenidos a Clínica Dental Cardedeu, tu dentista de confianza

Horario : 9.00-13.00 | 16.00-20.00
  Contacto : 93 846 09 15

All Posts in Category: Radiología

¿Es cierto que se puede perder sensibilidad del labio tras la extracción de una muela del juicio inferior?

Todas las muelas del juicio inferiores, también denominadas cordales inferiores, tienen una íntima relación con el nervio dentarío puesto que se encuentran inervadas por él, pero eso no significa que éste se vaya a dañar al extraerlas. De hecho, y por mi experiencia de muchos años de trabajo, tanto en la Seguridad Social como en la práctica privada de mi especialidad, puedo asegurar que estos casos son excepcionales y que diariamente se realizan cientos de exodoncias de este tipo en España sin que se refieran complicaciones importantes.

La complicación más seria de este tipo de intervenciones es, precisamente la pérdida de sensibilidad a la que nos referimos. Eso no significa que vaya a ocurrir obligatoriamente, sino que simplemente se debe advertir a los pacientes que es posible que se presente, ya que, por ley, es obligado notificárselo. De hecho, es muy improbable que la pérdida de sensibilidad se produzca si se toman las medidas necesarias para evitarlo. Esto es: la intervención la debe realizar un Cirujano con contrastada experiencia en estos casos; otra buena medida, si la radiografía panorámica ofrece alguna duda, es realizar un TAC (en CDC disponemos del equipo) para ver exactamente la relación de las raíces del cordal con el nervio dentario pero, puedo asegurar que la mayoría de las veces esta prueba no es necesaria y, de hecho, no se indica de manera habitual. También en algunos y escogidos casos, se puede llevar a cabo la intervención con anestesia general o sedación, que reduce la angustia del paciente y facilita el trabajo del profesional, puesto que un movimiento intempestivo de la cabeza podría provocar una situación menos fácilmente controlable.

Por lo tanto, si el cordal en cuestión está dando problemas infecciosos y dolorosos repetidos, que llegan a ser difíciles de soportar por su potencial de provocar incapacitación, postración y dolor, debe plantearse su extracción y acudir sin ningún recelo al profesional que le inspire más confianza y dejar a su buen criterio la realización de esta intervención que, por otro lado, suele ser rutinaria, breve, indolora y resolutiva. Como colofón, me reafirmo en que en la exodoncia de los cordales inferiores patológicos, llevada a cabo por un Cirujano experto, minimiza la posibilidad de producir esas posibles complicaciones hasta no cobrar ninguna importancia en la gran mayoría de los casos.

Por último, me atrevo a comentar que las lesiones definitivas del nervio dentario (repito excepcionales) no suelen ser muy incapacitantes por la compensación sensitiva del nervio opuesto y, por tanto, se puede realizar una vida prácticamente normal. No se produce una parálisis facial como se comenta por parte de personas desinformadas, sino una pérdida de sensibilidad del labio afecto, perfectamente compatible con una vida ordinaria.

También es preciso hacer constar que otro tipo de intervenciones quirúrgicas en el mismo área pueden presentar como complicación esta anestesia del labio inferior. Este hecho puede ocurrir con más frecuencia cuando la propia lesión engloba al nervio y, en ocasiones, hemos constatado una afectación del mismo por la propia naturaleza de la lesión. Algunos ejemplos de intervenciones que pueden afectar al nervio serían: la extirpación de quistes mandibulares, resecciones de tumores o las reparaciones de las fracturas mandibulares. También hemos observado la anestesia del labio inferior tras la colocación de implantes osteointegrados, muchas veces por mala planificación y ejecución del caso por parte del profesional y otras como una complicación directamente provocada por la propia inflamación periimplantaria, hecho que, por otro lado, es totalmente inevitable e incontrolable por ser inherente a todo tratamiento quirúrgico.

PD: quede claro que las recomendaciones médicas por este medio tienen carácter meramente informativo sin que de ello pueda derivarse efecto jurídico vinculante alguno.

Leer más

En CDC: Planificación y tratamiento con implantes dentales mediante cirugía guiada por ordenador (CBCT, radiografía digital 3D)

La evolución tecnológica y la diversidad de sistemas de protésicos para implantes ofrecen una amplia posibilidad de opciones, permitiendo soluciones protésicas simplificadas para situaciones clínicas complejas.

Siendo así esta necesidad de simplificar los procedimientos quirúrgicos y protésicos permitió el desarrollo de nuevos sistemas de implantes que incrementaron una predictibilidad en la planificación para la colocación de implantes en función de las estructuras óseas. De esta forma, la búsqueda de procedimientos menos invasivos y resultados más rápidos con el uso de la carga inmediata aliada con una planificación protésica más precisa originó una nueva técnica quirúrgica denominada cirugía guiada o cirugía virtual.

En el año 2002, fue propuesto un protocolo de cirugía guiada que consistía en la definición del posicionamiento de implantes oseointegrados en un modelo virtual y la transferencia de esta planificación realizada con base a los datos recibidos por la tomografía computerizada (TC, TAC o CBCT).

Esta transferencia era realizada por medio de una guía quirúrgica prototipo y componentes especiales: Software específicos y sistemas de colocación de implantes.

Este mismo año 2002 van Steenberghe y cols, muestran que procedimientos de carga temprana, o inmediata puede proporcionar resultados satisfactorios puesto que sólo se necesita 1 cirugía, y el tiempo de edentulismo puede ser reducido de meses a menos de 1 día.

El primer estudio que debe realizarse en el tratamiento con implantes dentales es una ortopantomografía (OPG). Ofrece una visión global de las estructuras maxilares y mandibulares. No hay que olvidar que estas modalidades radiográficas proporcionan una representación en dos dimensiones de las estructuras 3D y la distorsión de las imágenes en dirección horizontal. La tomografía computerizada (TC, TAC, CBCT) proporciona una imagen real en forma y tamaño del maxilar para la valoración tridimensional. Esta tecnología nos da la oportunidad de evaluar en 3D la anatomía dental y craneofacial.

La cirugía de implantes, en general, se considera un procedimiento seguro y mínimamente invasivo. Sin embargo, al igual que cualquier otro procedimiento quirúrgico, existen algunos riesgos inherentes asociados con la cirugía de implantes en sí misma. La importancia de la planificación previa y una guía quirúrgica es de vital importancia en lo que respecta a las referencias anatómicas críticas, como el canal mandibular, seno maxilar y los dientes adyacentes.

La imagen obtenida con el TAC nos permite planificar mediante una serie de software informático nuestro tratamiento implantológico y fabricar unas guías quirúrgicas. Estas guías quirúrgicas nos dictan la posición de los implantes dentales, realizando un procedimiento mínimamente invasivo, disminuyendo los riesgos de la cirugía, tiempo de tratamiento y sin necesidad de incisiones en la encía.

La implantología oral guiada, asistida por ordenador está representando un nuevo avance en el tratamiento con implantes dentales. Esta nueva técnica, de cirugía guiada que permite el tratamiento con implantes mediante un diagnóstico por la imagen 3D y consigue la inserción de los implantes con una fase quirúrgica sin colgajo (incisiones en la encía) ha impulsado también la carga funcional inmediata mediante la colocación de la correspondiente prótesis dental el mismo día o en las primeras 48 horas. De esta forma, el profesional puede establecer un plan de tratamiento interactivo y virtual que mediante la fabricación de una férula estereolitográfica facilita y optimiza la realización de la fase quirúrgica y prostodóntica en una misma sesión operatoria.

Se ha sugerido que en comparación con procedimientos quirúrgicos comunes, la inserción de implantes sin colgajo dental pueden prevenir complicaciones como el postoperatorio, el sangrado y el malestar.

La realización de una férula quirúrgica nos permite realizar una cirugía guiada con una correcta inserción de los implantes, para una posterior prótesis dental inmediata, en la misma sesión operatoria o en un periodo máximo de 48 horas.   La cirugía oral asistida por ordenador es, sin duda, una terapia precisa, previsible y exitosa, proporcionando a los pacientes confort en el tratamiento con implantes, pero, siempre y cuando, sea usada con adecuados patrones diagnósticos, quirúrgicos y protéticos.

Leer más

NUEVO EN CDC: Férula radiológica y quirúrgica para implantes dentales

Férula radiológica para implantes dentales: ¿En qué casos es imprescindible el uso de la férula radiológica?

Férula radiológica

En CDC solicitamos a nuestros pacientes realizar una férula radiológica siempre que se vayan a realizar rehabilitaciones completas y siempre que existan dudas sobre la cantidad de hueso remanente del paciente.

Las férulas radiológicas para implantes dentales se obtienen a partir del encerado diagnóstico y permiten identificar cada diente con un corte de la tomografía computadorizada.

De esta forma se podrá determinar con precisión:

  • En qué posiciones se deben colocar los implantes;
  • Si existen atrofias óseas en esas localizaciones;
  • Si dichas atrofias se pueden resolver fácilmente mediante técnicas de regeneración ósea;
  • Si, por el contrario, es más conveniente recurrir a otras localizaciones en la misma arcada;
  • En caso de no ser posible recurrir a otras zonas, si va a ser necesario realizar primero técnicas de regeneración ósea guiada y en un segundo tiempo proceder a la colocación de los implantes dentales.

En definitiva, la férula radiológica, que luego sirve como férula quirúrgica, sirve para la planificación pre-quirúrgica, como guía quirúrgica de referencia durante la cirugía guiada por ordenador y en definitiva, como elemento indispensable en la planificación y diseño de la prótesis sobre implantes dentales.

Férula quirúrgica para implantes dentales

férula quirúrgicaLa férula quirúrgica para implantes dentales es imprescindible e indicada para la colocación de implantes con cirugía guiada por ordenador.

La férula quirúrgica también es importante en la planificación del tratamiento implantologico al guiar e indicar al implantologo la posición ideal donde debe ir el implante dental de acuerdo con el diseño deseado para la prótesis sobre implantes definitiva.

La cirugía guiada por ordenador utiliza la tomografía computadorizada combinado con software especializado, y férulas quirúrgicas para visualizar y planificar la colocación de los implantes dentales de manera rápida y predecible en Clínicas Dentales Propdental.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies