Horario : 9.00-13.00 · 16.00-20.00
  Contacto : 93 846 09 15 · 608 995 772

All Posts in Category: Infecciones orales

Absceso dental: causas, síntomas y tratamientos

¿Qué causa el absceso dental?

Si tienes dolor de dientes intenso o punzante, puede ser una señal de tener un absceso dental. Un absceso es una lesión llena de pus localizada en la raíz del diente y es causada por una infección. El primer síntoma de absceso es un dolor de diente punzante que no se quita con nada.

Síntomas del absceso dental

En primer lugar, el diente estará sensible al masticado o a la mordida y al frío y al calor. También puedes tener fiebre, nódulos linfáticos inflamados en la mandíbula o cuello o hinchazón en el rostro.

Si el absceso se rompe, te darás cuenta por el sabor desagradable de la secreción en tu boca. A pesar de que el dolor puede remitir si el absceso se rompe, deberá ser tratado por un dentista para combatir la infección, salvar tu diente y evitar mayores complicaciones. Si el absceso no se rompe, la infección puede propagarse a otras partes del cuerpo, por tanto, este es un problema que necesita atención médica.

Tratamientos del absceso dental

Si el absceso no se rompe, el tratamiento seguramente incluirá el drenaje del mismo. Asimismo, puede que tu odontólogo te recomiende que tomes analgésicos sin receta, te enjuagues la boca con agua tibia y salada y tomes antibióticos. Los abscesos más graves pueden requerir la realización de una endodoncia para eliminar el tejido infectado y en los peores casos necesitan extracción dental.

Cómo prevenir el absceso dental

Un absceso dental puede empezar como una caries no tratada, por esa razón, la mejor forma de prevenir este tipo de abscesos es previniendo la caries, siendo consistente con tu rutina de cuidado bucal, la cual debe incluir cepillado dental dos veces al día y uso de hilo dental a diario. Las visitas periódicas al dentista también son importantes, sobre todo si ya has sido tratado por absceso dental, ya que esto permitirá a tu dentista confirmar que no tienes ninguna infección.

Leer más

Candidiasis Bucal: Síntomas, Causas y Tratamientos

¿Qué es la candidiasis bucal?

La candidiasis bucal, también conocida como muguet, es una enfermedad que se produce cuando tiene lugar la proliferación de un hongo llamado Candida albicans en la mucosa de la boca. Aunque cualquiera puede desarrollar una candidiasis bucal, los bebés, niños pequeños, adultos mayores o personas con un sistema inmunitario en riesgo debido a una enfermedad como el VIH son más propensos a padecerla.

Síntomas de la candidiasis bucal

Y a la inversa, las lesiones por candidiasis pueden ser uno de los primeros síntomas de infección por VIH. El principal síntoma de la candidiasis oral es la presencia de unas lesiones de color blanco cremoso en la boca, normalmente, en la lengua o la cara interna de las mejillas. Una candidiasis se puede propagar hasta el paladar y las encías, donde puede generar síntomas como enrojecimiento e irritación. En algunos casos, pueden aparecer lesiones en el paladar o la parte posterior de la garganta. En ocasiones, la candidiasis bucal también se puede confundir con la leucoplasia. Sin embargo, en el caso de la leucoplasia, la causa de las lesiones no es un organismo, sino una irritación crónica provocada por bordes irregulares de dientes, empastes o coronas. Además, las lesiones por leucoplasia se desarrollan paulatinamente, mientras que la candidiasis aparece de improviso.

Causas de la candidiasis bucal

La candidiasis se produce por una proliferación excesiva de hongos que crecen de manera natural en el organismo, por lo que los mayores, los jóvenes y las personas con sistemas inmunitarios débiles presentan un mayor riesgo de desarrollarla. No obstante, una higiene bucal adecuada forma parte esencial del tratamiento de la candidiasis bucal. Los adultos y jóvenes sanos pueden recuperarse de la infección con bastante facilidad, especialmente si siguen una rutina de higiene bucal exhaustiva que incluya cepillarse los dientes dos veces al día y usar hilo dental correctamente a diario. Consulta con tu dentista si presentas algún tipo de lesión en la lengua o la boca para que pueda determinar la causa del problema y establecer un plan de tratamiento. El objetivo de tratar la candidiasis es impedir que la infección se propague.

Tratamiento de la candidiasis bucal

Si desarrollas candidiasis, debes tener en cuenta lo siguiente:

  • Para prevenir la aparición o reaparición de la candidiasis, sigue una rutina de higiene bucal constante y añade yogur con cultivos activos vivos a tu dieta, especialmente si tomas antibióticos para tratar una enfermedad crónica.
  • Cambia de cepillo de dientes más a menudo. Aunque se suele recomendar cambiar de cepillo cada tres meses, en tu caso debes hacerlo con más frecuencia. Una vez que desaparezca la infección por candidiasis, podrás usar tu cepillo de dientes durante tres meses o hasta que parezca desgastado.
  • Elige cualquier hilo dental. En caso de candidiasis, siempre que emplees una técnica adecuada para usarlo, puedes optar por cualquier tipo de hilo o cinta dental como parte de tu rutina de higiene bucal. También puedes usar hilo dental eléctrico.
  • La candidiasis es habitual entre los neonatos y niños pequeños, ya que sus sistemas inmunitarios todavía no se han desarrollado completamente. Si tu bebé o hijo pequeño presenta manchas blancas en la boca, consulta con tu médico o dentista. No obstante, si está sano, es posible que no requiera otro tratamiento que no sea una higiene bucal adecuada. Los niños y adultos sanos también pueden añadir yogur sin azúcar con acidophilus a algunos aperitivos y comidas.
  • El acidophilus es una bacteria beneficiosa que puede ayudar a tratar la infección por candidiasis contribuyendo a restaurar un equilibrio bacteriano saludable en el organismo. Tu médico o dentista también podría recetarte un medicamento antifúngico a corto plazo para ayudar a combatir la infección. Si eres madre lactante, tu médico podría recomendarte que te apliques una crema antifúngica en los pezones para curar la infección de tu bebé.

La candidiasis bucal en los bebés y recién nacidos

En las dos primeras semanas de un recién nacido sano, la candidiasis suele ser bastante común, por lo que las madres lactantes deben mantenerse alerta durante este periodo por si su hijo presenta algún síntoma de infección. Un recién nacido con candidiasis puede mostrarse especialmente irritable y reacio a comer, por lo que los padres deben mirarle la boca para detectar cualquier síntoma de infección. Además, un bebé con candidiasis puede transmitir la infección a la madre.

Las madres de recién nacidos deben mantenerse alerta por si aparecen los siguientes síntomas:

  • Dolor en el pecho o los pezones durante la lactancia.
  • Dolor agudo en el pecho cuando no están amamantando.
  • Pezones especialmente sensibles o enrojecidos.
  • Piel escamosa alrededor de los pezones.

No obstante, los bebés y niños sanos podrían no requerir tratamiento, ya que la infección puede curarse por sí sola. En algunos casos, añadir yogur a tu dieta o la de tu hijo podría ser la solución para restablecer el equilibrio bacteriano alterado por el exceso de hongo Candida.

¿Cómo se diagnostica la candidiasis bucal?

La mayoría de los médicos o dentistas pueden diagnosticar candidiasis examinando las manchas; no obstante, si tú o tu médico o dentista sospecháis que la candidiasis podría estar asociada a un problema médico subyacente, es importante someterte a una evaluación médica y un análisis de sangre para identificar el problema. Además, si te estás recuperando de una candidiasis bucal, procura limitar la ingesta de pan de levadura, cerveza o vino, ya que la levadura que contienen estos productos puede estimular el desarrollo del hongo.

Leer más

Herpes labial: causas, síntomas y tratamiento

¿Qué son las calenturas?

Las calenturas son reactivaciones del virus del herpes simple (VHS) que se manifiestan como lesiones en la parte externa del  labio. El virus del herpes simple permanece inactivo en tu organismo una vez que te has infectado y las calenturas son un síntoma de que se ha producido un brote. Las calenturas también pueden causar otros problemas a las personas infectadas con el VIH o sida.

Causas y síntomas de las calenturas

La recurrencia de las calenturas debido al VHS puede deberse a numerosos factores, como una fiebre, la menstruación, el estrés o incluso la exposición al sol. Puesto que las calenturas se producen en la parte exterior de la boca, no están asociadas a la gingivitis, aunque las personas infectadas con el VIH u que padecen otras inmunodeficiencias presentan más riesgo de desarrollar gingivitis y otras afecciones.

Calenturas y aftas: diferencias

Por contra, las aftas son úlceras que se producen en la parte interior de la boca y no están asociadas al VHS. Si no existen otras infecciones, las calenturas suelen desaparecer en un periodo de siete a diez días. Sin embargo, en el caso de las personas infectadas con el VIH o que padecen otras enfermedades crónicas, un tratamiento tópico como la lidocaína o alcohol bencílico podría ayudarles a aliviar los síntomas. Si eres propenso a las calenturas debido a brotes del VHS, tu médico podría valorar recetarte un medicamento antiviral.

Tratamientos contra las calenturas

Si tu calentura es extremadamente dolorosa, puedes tomar acetaminofén, ibuprofeno o aspirina para calmar el dolor o aplicar compresas calientes o frías en la zona afectada. Evita rascar o apretar la calentura.

Nota importante: no des aspirina a tus hijos para las calenturas. Este medicamento puede provocar síndrome de Reye, una enfermedad rara pero potencialmente mortal.

Leer más

Las infecciones bucales

Herpes simplex

¿Qué es el virus del herpes simplex?

Algunas personas las llaman úlceras dolorosas, otras ampollas de fiebre, pero esta condición molesta y a menudo crónica y dolorosa es causada por el mismo virus: herpes simplex. De acuerdo con el Instituto Nacional de Investigación Dental (National Institute of Dental Research), ocho de cada diez adultos estadounidenses están infectados con este virus. Una vez infectada, una persona tendrá el virus del herpes simplex por el resto de su vida. Cuando está inactivo, el virus permanece latente en un grupo de células nerviosas. Algunas personas nunca tienen síntomas del virus, otras tienen brotes periódicos de infecciones.

 

¿Qué causa el virus del herpes simplex?

Caracterizado por lesiones parecidas a las ampollas que ocurren por un período de ocho a 10 días alrededor de los labios, la mucosa oral o la lengua, el virus es altamente contagioso y puede diseminarse fácilmente por contacto directo de piel a piel. Las dos formas más comunes del virus son el herpes simplex de tipo 1 (SHV1, su sigla en inglés es HSV1) y el herpes simplex de tipo 2 (SHV2, su sigla en inglés es HSV2). El SHV1 se asocia más a menudo a las infecciones de la cavidad oral, mientras que el SHV2 se asocia más a menudo a las infecciones de herpes genital. Sin embargo, las investigaciones sugieren que los dos tipos de SHV pueden infectar tanto la boca como los genitales.

 

¿Cómo pueden evitarse las infecciones del SHV?

Ya que el SHV se transmite por contacto directo, contacto físico tales como el beso o las relaciones sexuales, el mejor método de prevención es evitar el contacto físico con las úlceras del SHV cuando alguien está experimentando un brote de esta enfermedad. Sin embargo, el herpes genital puede ser contagioso sin causar ningún síntoma de la enfermedad, según los Centros para el Control de las Enfermedades y la Prevención (Centers for Disease Control and Prevention).

 

¿Cuáles son los síntomas de una infección del virus del herpes simplex?

La infección inicial del virus del herpes simplex podría no causar síntomas o causar síntomas graves parecidos a los de la gripa con úlceras en la boca. En las infecciones recurrentes, las vesículas tienden a brotar en la misma área (algunos pacientes nunca tienen ningún otro síntoma, aparte de la infección inicial). A continuación, se enumeran los síntomas más comunes de una infección oral del virus del herpes simplex. Sin embargo, cada individuo puede experimentar los síntomas de una forma diferente. La progresión de los síntomas puede incluir lo siguiente:

  • Los síntomas podrían comenzar con enrojecimiento, hinchazón, calor y dolor en el área en la cual brotará la infección.
  • Las ampollas llenas de fluido podrían aparecer en los labios o debajo de la nariz. Estas ampollas son muy contagiosas.
  • Las ampollas exudan fluidos y se convierten en úlceras.
  • Después de aproximadamente cuatro días, las úlceras comienzan a formar una costra y a cicatrizar.

Los síntomas del virus herpes simplex oral  pueden parecerse a los de otras condiciones o problemas médicos. Siempre consulte a su médico para el diagnóstico.

 

¿Cómo se diagnostica el SHV oral?

El virus herpes simplex es difícil de diagnosticar. A menudo confundido con varias otras infecciones, por ejemplo reacciones alérgicas, el virus herpes simplex puede determinarse sólo con un cultivo del virus, examen de sangre o biopsia. Sin embargo, la localización de las vesículas es, para un médico, una indicación positiva de una infección.

 

Tratamiento de las infecciones orales de SHV

El tratamiento depende de la gravedad de los síntomas del virus SHV. El tratamiento específico para la infección de SHV será determinado por su médico, o médicos basándose en lo siguiente:

  • Su estado general de salud y su historia médica.
  • Que tan avanzada está la enfermedad.
  • Su tolerancia a determinados medicamentos, procedimientos o terapias.
  • Sus expectativas para la trayectoria de la enfermedad.
  • Su opinión o preferencia.

El tratamiento podría incluir lo siguiente:

  • Mantener la zona infectada limpia y seca.
  • Tratamiento con antibióticos para infecciones provocadas por bacterias.
  • Cremas antivirales tópicas.

 

Fuente: Methodist Health Care System, Houston, Tx.
Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Català CA Español ES English EN Русский RU