Bienvenidos a Clínica Dental Cardedeu, su dentista de confianza

Horario : 9.00-13.00 | 16.00-20.00
  Contacto : 93 846 09 15

Los implantes dentales

LA IMPLANTOLOGÍA, SE BASA EN UN BUEN DIAGNÓSTICO Y UNA CORRECTA PLANIFICACIÓN.

“La historia clínica es fundamental, no solo por lo evidente sino porque se pueden producir errores lamentables al considerar lo accesorio como fundamental,   de ahí que una buena historia puede llegar a brindamos el 50% de los elementos que el diagnóstico puede precisar” (Bagan et al. Medicina Oral)

La eficacia y el éxito del tratamiento implantológico residen en la capacidad del profesional para establecer el diagnóstico correcto.

EXPLORACIÓN CLINICA

Después de la entrevista con el paciente y primera toma de contacto, en la que ya podríamos descartar al paciente para implantes en caso de contraindicación médica absoluta, pasamos al gabinete dental para la exploración oral externa y la exploración  intrabucal.

 

VALORACIÓN DENTAL Y PERIODONTAL

Durante nuestra exploración clínica intrabucal, pasaremos a evaluar el estado periodontal de las piezas remanentes. Es evidente que la patología periodontal existente condicionará nuestro plan de tratamiento. Hay que hacer un diagnóstico exhaustivo de los dientes con posibilidad de tratamiento periodontal viable, de no ser así hay que considerar su exodoncia. Una vez más hemos de ayudamos de la colaboración, en este caso el periodoncista, para que nos dé un pronóstico de los dientes remanentes.

VALORACIÓN DE PARTES BLANDAS

En esta parte de la exploración clínica es donde cobra toda su importancia la palpación. Deberemos hacer una inspección visual en primer lugar del estado de todas las mucosas que tapizan la cavidad oral así como de las encías. Se recomienda mantener una secuencia  fija durante la inspección para no pasar por alto ninguna zona:

  • Labios
  • Mucosa labial
  • Paladar duro y blando
  • Dorso de la lengua
  • Base de la lengua
  • Orofaringe
  • Porción inferolateral de la lengua
  • Suelo de la boca anterior y lateral

 

VALORACIÓN DE LOS TEJIDOS DUROS

A continuación haremos una  inspección estática y  dinámica de los tejidos duros  maxilares y mandibulares. Palparemos los rebordes alveolares, la  línea milohioidea, tubérculos y trígonos retromolares, las salidas de los nervios dentarios inferiores  por  los  agujeros  mentonianos, los infraorbitarios, la  presencia de exóstosis mandibulares y  maxilares  (que  nos  pueden  hacer  sospechar de  bruxismo  antiguo  en  pacientes totalmente desdentados) o tumoraciones o abultamientos que nos harán extremar las medidas exploratorias o remitir al cirujano maxilofacial. Ni que decir tiene que la exploración clínica de los tejidos duros debe siempre completarse con la exploración radiológica.

Terminaremos la valoración de los tejidos  duros con la exploración somera de la ATM, en reposo y movimiento, colocando los dedos de ambas manos a nivel del polo lateral externo del condilo, sintiendo su desplazamiento en la apertura y presencia o no de ruidos articulares y las limitaciones del movimiento. Ante la presencia de signos o síntomas de disfunción temporomandibular necesitaremos otra vez más de la colaboración entre  especialistas y remitiremos a nuestro paciente para una exploración exhaustiva y un diagnóstico correcto de su disfunción. Hay que recordar que la fuerza masticatoria disminuye con la edad. Con prótesis totales asciende a un tercio en comparación con personas dentadas. Por ello hasta ahora se había considerado imposible la sobrecarga mecánica de la ATM. Esta fuerza asciende a límites casi normales en el paciente portador de implantes.

 

VALORACIÓN ESTÉTICA

El resultado estético final puede ser un elemento determinante para evaluar el éxito de la  prótesis sobre  implantes. El control  de este  resultado estético comienza  antes  de  la  situación quirúrgica del implante en el estudio preprotésico.

VALORACIÓN  DE LAS EXPECTATIVAS DEL PACIENTE

El paciente ha de exponer sus deseos, inquietudes y temores para que el odontólogo  tenga claridad que espera de los implantes y el paciente debe recibir una explicación sobre su enfermedad, las posibles alternativas de tratamiento, las posibles medidas de implantología, las posibles complicaciones y los costes correspondientes.

 

Llegados a este punto; “DIAGNÓSTICO PREVIO ORIENTATIVO” a través de la historia clínica, la exploración y exámenes radiológicos, debemos tener los suficientes datos para saber si nuestro paciente es o no candidato para realizar un tratamiento implantológico, con su correspondiente planificación. Nuestras explicaciones han  de  mostrar  seguridad.  Una  exposición por  parte  del  profesional insegura o dubitativa  conduce inmediatamente a una pérdida de confianza que se traducirá en un rechazo al tratamiento planteado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Chat de WhatsApp con CDC
Enviar vía WhatsApp