Horario : 9.00-13.00 · 16.00-20.00
  Contacto : 93 846 09 15 · 608 995 772

El correcto uso del hilo dental

 

¿Cómo se utiliza el hilo dental? 4 pasos básicos

A pesar de que el hilo dental moderno fue inventado en 1.815 por un dentista de Nueva Orleans y de que los historiadores han encontrado indicios de que los humanos prehistóricos ya utilizaban hilos para retirarse los restos entre los dientes a mucha gente, aún hoy en día, les parece algo nuevo.

Entre todos hemos logrado que el cepillado sea algo más o menos generalizado, sin embargo, el usar el hilo y un enjuague bucal es algo poco común entre la población. Tanto el enjuagarse como usar el hilo se ven como dos actividades secundarias al cepillado, que pueden resultar beneficiosas, pero que no nos reportan muchos beneficios. Nada más lejos de la realidad, el enjuague y el uso del hilo deberían de ser complementarios al cepillado en vez de ser una actividad secundaria.

El hilo dental o seda está hecho de finos filamentos de nylon o plástico. Para utilizarlo se debe introducir entre los dientes y recorrer el borde de los mismos, en especial la zona cercana a la encía. Combinado con el cepillado de dientes previene previene problemas de encías, halitosis y caries. Esto se consigue porque no sólo remueve los restos de comida sino también la placa bacteriana. Lo ideal es que la utilices dos veces al día, pero si no puedes procura utilizarla por la noche. Por las noches es cuando más tiempo solemos tener para la limpieza y cuidado de los dientes y además es cuando más importancia tiene tanto el cepillado como el uso de la seda.

Modo de Uso

  1. Cortar aproximadamente 45 centímetros de hilo dental y enrollarlo en los dedos medios de ambas manos.
  2. Tomar el hilo con el índice y pulgar de cada mano, dejando unos 6 cm de hilo entre ambas manos.
  3. Tensar el hilo y deslizarlo suavemente entre los dientes, es muy importante que lo hagas suavemente para que no te hagas daño o te lesiones la encía.
  4. Moverlo frotando el borde del diente con el hilo de arriba hacia abajo, removiendo la placa bacteriana y los restos de alimentos que puedan haber quedado. Intenta llegar lo más abajo posible de la línea de las encías, si lo haces con suavidad no te dolerá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Chat de WhatsApp con CDC
Enviar vía WhatsApp
Català CA Español ES English EN