Bienvenidos a Clínica Dental Cardedeu, su dentista de confianza

Horario : 9.00-13.00 | 16.00-20.00
  Contacto : 93 846 09 15

All posts by Dra. Isabel Carreño Hernández

¿Qué es la ortodoncia?

La Ortodoncia es una especialidad odontológica que estu- dia, previene y corrige las alteraciones del desarrollo, las for- mas de las arcadas dentarias y la posición de los maxilares, con el fin de restablecer el equilibrio morfológico y funcional de la boca y de la cara, mejorando también la estética facial.

 

LA ORTODONCIA, ESPECIALIDAD SANITARIA

La preocupación por el enderezamiento dentarlo, a veces hace olvidar al público la trascendenciade los fundamentos biológicos y objetivos funcionales de la Ortodoncia, y de su naturaleza y encuadramiento sanitario.

 

LA ORTODONCIA, ALGO MAS QUE MOVER DIENTES

La Ortodoncia enfrenta problemas que van mucho más allá de la colocación individual y pormenorizada de las piezas dentarias, y afronta, por el contrario, la corrección de alteraciones de los maxilares, de la cara y, sobre todo, de los trastornos funcionales de la masticación.

 

EDAD PARA COMENZAR LOS TRATAMIENTOS

La edad adecuada para tratar las maloclusiones varía según el tipo de problema y su gravedad. Por lo tanto, es aconsejable consultar al ortodoncista tan pronto se descubra una anomalía. De todas formas recomendamos que, se detecte o no un problema, se lleve a los niños para revisión por el ortodoncista al menos a los seis años.

Los tratamientos ortodóncicos suelen asociarse con la adolescencia, pero, como se verá más adelante, aunque no se empiece el tratamiento a edad temprana, es importante, sin embargo, llevar a cabo un control para asegurar la mejor salud dental de los hijos.

La Ortodoncia es una Especialidad Sanitaria más compleja de lo que puede parecer en un principio. Asegúrese de que solo quién está debidamente formado y, por tanto, puede adentrarse en los in- trincados problemas diagnósticos y terapéuticos, se hace cargo del caso para que así pueda el tratamiento rendir óptimos resultados.

page7image3730392224

 

LA NORMALIDAD

El tratamiento de Ortodoncia tiene como objetivo alcanzar lo normal de cada paciente. La normalidad, es lo regular, lo frecuente. Lo ideal, por el contrario, lo que consideramos perfecto.

Cuando los componentes anatómicos están dentro de las normas que se consideran aceptables, se configura un sistema que, desde un punto de vista ortodóncico, sin ser ideal, está dentro de un equilibrio funcional y estético.

¡Recordemos, pues, que lo normal no debe ser con- fundido con lo ideal o deseado!

La Ortodoncia trata, reconduce, acomoda, encamina a cada paciente hacia su propia meta, haciendo que se reen- cuentre con su patrón de crecimiento y desarrollo, ajusfando sus dientes y maxilares en el marco de su propia normalidad.

¡La normalidad, eso sí, necesita de ciertos parámetros de referencia!

Definir la belleza es muy difícil. Sin embargo, un rostro atractivo siempre se encuadra dentro de proporciones armónicas, con las variaciones personales y raciales de cada uno, donde las medidas juegan un papel importante, aunque recordemos: ¡sólo como valores referenciales!

Existe relación entre la posición de las piezas dentarias y el resto del conjunto formado por los maxilares y la cara. Por eso es imprescindible conocer como se acoplan nor- malmente entre sí, pues la meta hacia la que se dirige el ortodoncista es el ensamblaje armónico de todas ellas.

Lo que el ortodoncista hace es conformar relaciones de dientes y maxilares. La propia naturaleza de cada pacien – te es la que, más adelante, añadirá los ajustes compensa – torios a cada caso, de acuerdo con el tipo facial propio de cada uno, todo ello dentro del marco de la individualidad personalizada.

El ortodoncista interpreta debidamente y, por tanto, aconseja y decide sobre la variabilidad de la norma, pues para ello recibe formación complementeria específica en esta especialidad.

En nuestro centro tanto la Dra. Aida Hernández como la Dra. Angélica Iglesias están graduadas en el máster de especialización en ORTODONCIA, podrán hacerte una primera visita para revisar tu caso y proponer un plan de tratamiento, no dudes en llamarnos al 93 846 09 15 para pedir cita con tu ortodoncista.

Leer más

La diabetes y las enfermedades de las encías están asociadas.

Los pacientes diabéticos deben tener especial cuidado en la prevención y manejos de los problemas de la cavidad oral porque se puede prevenir complicaciones frecuentes como periodontitis y se puede controlar la glicemia.

DiabetRisk es un protocolo de detección de riesgo de sufrir diabetes en la consulta dental. Consulte la serie devídeos informativos creados por la organización dental SEPA de PERIODONCIA.

Leer más

¿Cuando nacen los dientes?

CRONOLOGÍA DE LA ERUPCIÓN

  • ¿CUANTOS SON LOS DIENTES Y CUANDO SALEN?
    • La DENTICIÓN TEMPORAL está constituida por 20 pie- zas dentarias. Empiezan a salir a los 6 meses, debien- do completarse alrededor de los 3 años.
    • DENTICIÓN MIXTA es el período dentario entre los 6 y 12 años en que las piezas temporales son gra- dualmente reemplazadas por las definitivas. Duran – te esta fase estarán juntos los dientes primarios y los permanentes.
  • La DENTICIÓN PERMANENTE se completa entre los 12 y 14 años, al haber hecho erupción todas las piezas definitivas, a excepción de los “molares del juicio”.
    • El adelanto o retraso moderado en esta secuencia no debe preocupar, pero sí ser motivo de consulta con el ortodoncista. Circustancias diversas influyen sobre el orden y la rapidez eruptiva.
    • ¡A la cronología y curso de la erupción dentaria también se aplica la “normalidad individualizada”!

Leer más

Dejar de fumar. 25 respuestas a preguntas frecuentes

Cesación tabáquica y salud oral

Ayudando a nuestros pacientes con 25 respuestas a preguntas y comentarios frecuentes.

1. “Fumo porque algún vicio hay que tener”.
Pero busca uno más saludable, que no te cueste la vida.

2. “La mayoría de la gente fuma”.
Uno debe reflexionar en sus acciones pensando en cuál es su situación personal y no dejándose llevar por lo que hacen los demás

3. “¿Debería preocuparme por las manchas blancas que tengo en la encía?”.
Por supuesto, pues a algunas de estas manchas se las considera lesiones precancerosas y el riesgo de malignizarse aumenta al fumar.

4. “¿Desaparecerán las manchas de los dientes al dejar de fumar?”.
Para poder eliminarlas, debes acudir a tu dentista, porque una vez que se han producido no se quitan sólo con dejar de fumar. Sin embargo, lo que sí que vas a poder conseguir, si dejas de fumar, es que no vuelvan a aparecer.

5. “¿Pierden antes los dientes los fumadores?”.
Sí, porque el tabaco produce más periodontitis y está enfermedad, a largo plazo puede llevar a la pérdida dentaria.

6. “Ya lo intenté una vez y volví a fumar”.
Cuantos más intentos hagas, más posibilidades de éxito para conseguirlo. Quizás en tu caso hay que buscar la manera para conseguirlo a largo plazo. Tu dentista/ higienista dental pueden ayudarte y aconsejarte.

7. “Quien quiere dejar de fumar, deja de fumar” o “Quien no lo deja, es que en el fondo no quiere”.
No es fácil dejar de fumar, ya que, como toda adicción, existen factores que van más allá de la motivación. Con ayuda es más fácil conseguirlo.

8. “¿Seré capaz de dejar de fumar?”.
Por supuesto, sólo tienes que tener ganas y buscar ayuda cuando la necesites.

9. “Este no es un buen momento para dejarlo”.
Es favorable buscar el mejor momento para dejar de fumar, pero también hay que valorar si va a existir ese mejor momento alguna vez.

10. “Lo dejaré cuando note que me hace daño”.
Cuanto antes se abandone el tabaco mayores son las posibilidades de que no ocasione efectos negativos sobre la salud. Cuando notas que el tabaco te está haciendo daño, puede ser un poco tarde.

11. “No me hace daño porque no me trago el humo”.
Aunque el humo no llegue al pulmón, en la boca hay tejidos vivos como las encías y los carrillos que también lo absorben y que pueden sufrir daño.

12. “¿No soy demasiado mayor para dejarlo?”.
Con más razón, dejar de fumar te dará mejor calidad de vida cuando más lo necesitas.

13. “No es tan perjudicial para mí, fumo tabaco light” o “Fumo muy poco”.
El efecto del tabaco en la boca y sobre otros órganos es el mismo sea tabacolight o normal. Existen pacientes en los que por su predisposición genética, el riesgo de que aparezcan problemas debidos al tabaco es independiente a la cantidad de su consumo. Esto quiere decir que una mínima cantidad les puede hacer daño.

14. “El tabaco negro es peor que el rubio”.
No existen estudios que demuestren que uno sea peor que otro. Los dos son igual de malos para la salud sistémica y bucal.

15. “Los cigarrillos son mucho peores que los puros o las pipas” o “Los puros son mucho más naturales”.
Cualquier producto de tabaco tiene efectos negativos sobre la salud, incluso los productos de tabaco sin combustión.

16. “Los cigarrillos electrónicos son menos perjudiciales que el tabaco”.
No se puede aseverar que sean igual de perjudiciales. Es asumible que al no tener todas las sustancias tóxicas del tabaco y al no mediar combustión sean menos dañinos; pero esto no significa que sean inocuos ni que ayuden a dejar de fumar, dado que al contener nicotina en su composición mantienen la adicción.

17. ”Se engorda mucho al dejar de fumar”.
Puede suceder en algunos casos un aumento de peso, debido a la tendencia a picar entre horas para combatir la ansiedad, pero a pesar de ganar unos kilos el beneficio para la salud al dejar de fumar es más importante. Si uno evita estas conductas sustitutorias, no tiene por qué ocurrir.

18. “Se pasa muy mal al dejarlo” o “Es peor el remedio que la enfermedad”.
El síndrome de abstinencia tiene una curva ascendente durante las primeras 2 a 3 semanas. Luego, los síntomas se atenúan. En caso de ser necesario, existen fármacos que facilitan que la abstinencia seas más llevadera.

19. “Necesito el tabaco para relajarme”.
Realmente el tabaco genera más ansiedad, lo que ocurre es que a veces se asocia con momentos o actividades agradables.

20. “¿Y qué voy a hacer si me pongo nervioso?”.
Respirar hondo, pasear, buscar actividades que activen sensaciones que resulten placenteras.

21. “La otra vez que dejé de fumar me deprimí”.
Los cambios de humor son frecuentes al dejar de fumar, pero son pasajeros y generalmente no necesitan de una intervención específica.

22. “¿Debería contar que estoy dejando de fumar?”.
Sí, para que todo tu entorno te apoye y ayude.

23. “¿Volveré a engancharme con un solo cigarrillo?”.
Es muy probable, porque la adicción a la nicotina guarda memoria en el cerebro.

24. “¿Realmente compensa dejar de fumar?”.
Por supuesto, todos son ventajas

25. “¿Cuándo me recuperaré de los efectos del tabaco?”.
Los beneficios de dejar de fumar son rápidos y en unos meses o años, el riesgo de padecer ciertas enfermedades se iguala al de las personas que nunca han fumado. Depende de la edad a la que dejes de fumar, de la carga de tabaquismo y de la patología que hayas acumulado durante ese tiempo.

Leer más

¡Cuida tu sonrisa en Semana Santa!

¡Se acerca la Semana Santa! Te vayas o no de vacaciones, los días festivos suelen provocar cambios de hábitos y, como consecuencia, relajación en las rutinas diarias. Tanto si se celebra la Semana Santa siguiendo los ritos católicos, como si se aprovecha para viajar o desconectar, solemos tener horarios distintos a los habituales, ir más de aperitivo, realizar más comidas fuera de casa, pasar mucho tiempo fuera, picotear entre horas…

salud oral Semana Santa

Son fechas ansiadas por muchos, pero también un momento del año en el que se consumen muchos dulces tradicionales como torrijas, roscas de pascua, moñas, pestiños, huesos de santo, buñuelos, leche frita… y en los últimos años también se han incorporado los huevos de chocolate.

Claves para cuidar tu sonrisa

Por eso, si no se siguen unas sencillas pautas, la salud oral se puede resentir. Desde la Sociedad Española de Ortodoncia os animamos a disfrutar de todas las tradiciones, pero recordamos unos sencillos consejos para mantener nuestra salud bucodental asumiendo que el consumo de azúcar será mucho más elevado que de costumbre.

-– Disfruta de los dulces con moderación, y luego esmérate con la limpieza bucodental tras comerlos (ya que durante los primeros minutos es cuando existe mayor vulnerabilidad a sus efectos sobre nuestra boca), especialmente si estás sometiéndote a un tratamiento de ortodoncia. Los dulces que más pueden dar lugar a las caries son aquellos que tienden a permanecer mayor tiempo en la boca (normalmente por ser pegajosos o por quedarse atrapados en los dientes o brackets): aquellos que contienen miel, chocolate…

–Desconecta de tu trabajo o estudios, pero no de la higiene: Mantén tus rutinas de limpieza oral para evitar el riesgo de acumulación de placa bacteriana y un empeoramiento en la salud gingival. Si comes fuera de casa (lleves o no ortondoncia) procura llevar contigo un kit de higiene bucal, y si lo olvidas y no puedes cepillarte después de cada comida, extrema la limpieza nocturna (durante dos minutos, con movimientos circulares suaves y usando seda interdental) y también después de desayunar.

– Si te has olvidado el cepillo de dientes, estás fuera de casa (siempre que no se lleven brackets) mastica chicle (sin azúcar)después de comer dulces, ya que produce mayor salivación, lo que nos ayuda a combatir mejor la caries.

-Cuidado con el tabaco y las bebidas alcohólicas: En algunas personas el incremento de tiempo de ocio implica un aumento en el consumo de bebidas alcohólicas y/o de  tabaco.

– Si eres usuario de alineadores de ortodoncia o de férulas descarga para el tratamiento del bruxismo llévalas las horas que te haya recomendado tu ortodoncista y no olvides meterlas en la maleta si te vas de viaje, y de limpiarla cada día y guardarlas correctamente, igual que cuando estás en casa. Si te olvidas de las férulas y pasas días sin usarlas es posible que a la vuelta ya no ajusten.

-Si llevas aparato y te han mandado poner elásticos llévalos contigo y úsalos las horas indicadas, pues son fundamentales para lograr una buena oclusión. Si no lo haces retrasarás el tratamiento.

-Si llevas brackets o implantes, y tienes previsto viajar en avión, acceder a museos o lugares con arcos de seguridad, no te preocupes porque no pitan.

-Si vas a realizar deporte (sobre todo aquellos de impacto o con riesgo de caídas) usa un protector bucal.

-Si viajas a un sitio con sol y llevas brackets recuerda que puedes bañarte con total normalidad en la playa o piscina, pues ni la sal ni el cloro afectan a los aparatos. Pero, aunque no lleves ortodoncia, si tienes previsto bañarte en una piscina, evita que el cloropermanezca en tu boca por tiempo prolongado, ya que deteriora el esmalte.

-Si durante las vacaciones surge cualquier problema con tus aparatos: si se suelta un alambre o banda, un bracket se despega, etc., llama de inmediato a la consulta de tu ortodoncista para que te atienda cuando antes. No esperes hasta la próxima cita.

Por último, y no menos importante ¡Disfruta y sonríe! El relax que nos provocan unas vacaciones es muy beneficioso para la salud bucodental. Al desconectar, nos relajamos y el estrés, entre otras cosas, perjudica nuestra boca. Una temporada de tensión puede incluso llegar a provocar dolor oral, ya puede hacer que la persona apriete o los dientes de manera inconsciente, y hacerlo de forma continuada puede originar molestias en la articulación temporomandibular (la que une la mandíbula con el cráneo) y, también, que las piezas dentales se desgasten. Aprovecha los días libres para relajarte y desconectar.

Leer más

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies