¿Qué actitud tomar ante un canino incluido?

Un canino incluido en el maxilar o la mandíbula puede no dar problemas durante toda la vida, pero también puede provocar complicaciones que van, desde los leves procesos infecciosos locales hasta la pérdida de los dientes circundantes, normalmente los dientes anteriores (incisivos).

Por tanto, se debe realizar una correcta exploración y un adecuado estudio radiológico. Si se aprecia una posibilidad de éxito razonable para conseguir su erupción por medio de la tracción ortodóncico-quirúrgica, técnica denominada fenestración de caninos incluidos, se debe llevar a cabo para así obtener el impagable premio de tener en boca una de las piezas dentarias más relevantes.

Si esto no fuera posible, se debe observar muy de cerca y, al mínimo síntoma de afectación de dientes vecinos, se debe proceder a la extracción del canino, lo que se puede realizar tanto con anestesia local como con anestesia general, dependiendo de su localización y de las circunstancias específicas de cada paciente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
Chat de WhatsApp con CDC
Enviar vía WhatsApp
Llámanos